"LA VIDA AMOROSA DEL ITALIANO SARO RESTIVO”





De niño iba a comer pizzas con un italiano de Palermo capital de Sicilia, qué llegó a Sonora hace muchos años. Decían que se había venido a vivir a Hermosillo por una mujer que se enamoró de él y se lo trajo a vivir acá; después no supe de él más nada

Por Cipriano Durazo Robles
Fecha de publicación: 2019-03-03 00:00:00

Esta nota pertenece a la categoria: Principales

 
 
 

Por Cipriano Durazo Robles

De niño iba a comer pizzas con un italiano de Palermo capital de Sicilia, qué llegó a Sonora hace muchos años. Decían que se había venido a vivir a Hermosillo por una mujer que se enamoró de él y se lo trajo a vivir acá; después no supe de él más nada, salvo que se había ido a vivir a Bahía de Kino, y le perdí la pista. Un día vi por internet que ya estaba de vuelta acá, y me dispuse a armar el rompecabezas que mi recuerdo infantil ya casi había olvidado.
 
SARO_RESTIVO

Llego al restaurante que me había indicado mi amiga Lydia Sofía Meneses Mercado y me dispuse a entrevistarlo; sus empleados me dijeron que él todavía no llegaba y dije yo no puedo esperar mucho, así es que me voy a ir a comprar limones a la tienda de la esquina, mientras don Saro le da por arribar a este lugar les dije; cuando salí con mi bolsa de limones al automóvil pude divisar a ese señor que alguna vez había visto en los setentas con su gran acento italiano, y con su porte de Marcelo Mastroianni en la Dolce Vita.

Muy a mi estilo, me le acerco a su carro con las banderas de Italia y le digo: Bájese por favor que lo quiero entrevistar, muy amable accedió a mi deseo y se dispuso a hablar de su vida privada con quien esto escribe.

 A raja tabla le pregunto:

-Carmen González su primera esposa, ella fue a un viaje a Italia y se lo trajo ¿Cómo estuvo ese asunto? 

-Carmen se enamoró de este guapo, ya empezamos mal, pero en fin, total que luego ella terminó su viaje de turista y luego se regresó para acá a Hermosillo y luego volvió al año y medio ya hablando italiano, fíjate que lista, luego nos casamos y nació un baby, yo trabajaba en la FIAT.

-¿La FIAT, si es italiana verdad?

-Claro, la FIAT significa Fabrica Italiana  Automobili Torino, y que en español significa: Fábrica Italiana de Automóviles de Turín, que inició en el siglo XIX, y da origen al mayor grupo Industrial de mi país. Y luego nació mi baby y me vine de la FIAT a Hermosillo, al principio trabajé en el taller de Aello, que es un taller de tornos, luego trabajé en la SERVILLANTAS, quitando llantas, me pagaban 27 pesos diarios, que crees, empecé de abajo, en el taller empecé a hablar en español con los obreros de acá con ellos aprendí la palabra que empieza con la CH… y luego el 20 de julio de 1969, escribí una carta a un periódico que se llama "Giornale del mattino”, periódico de la mañana de la ciudad de Nápoles, rogándole al director que me publicara una carta diciéndole al director que aquí en Hermosillo no había ninguna pizzería, porque yo como nostálgico empecé a hacer pizza, y esa fue la primera y se hizo famosa.

-¿Pero después se casó con una americana verdad?

-Sí, luego me hice hotelero y me fui a Bahía de Kino porque me casé con una italiana llamada Betty Coleman Emerit y me casé por segunda vez; y le seguí con la hotelería porque en Kino Bay abrí un restaurante y cuando fabriqué el restaurante, arriba del techo construí cuatro cuartos, y después se volvieron ocho, y después 16 y luego 32, y ya no quise más.
 
SARO_RESTIVO

-¿Y qué pasó después con su vida?

-Luego vendí todo y me vine acá a Hermosillo a este pequeño rinconcito de la calle Real del  Arco, y me está yendo muy bien, me conoce todo mundo, a todos saludo, me conocen.

-Cuando yo fui a Nápoles pedí nieve napolitana y no existe, y flan napolitano, y tampoco existe ¿Qué pasó pues?.

-Que no existe, fuiste muy ingenuo, si pidieras milanesa en Milán pues tampoco y la pizza que comen acá tampoco es igual, la quieren flaca, gorda, que con champiñones, que hawaiiana, que es eso, es solo una influencia americana, uno se hizo al medio este, pero allá la ponen hasta blanca con puro puré de tomate encima o con rebanaditas de papas o la parten a la mitad y le ponen en medio, rebanada de jamón es decir es todo un arte la cocina italiana, con toda su culinaria.

-¿Cuántos años tiene acá en Hermosillo?

-Yo tengo más de cincuenta años, nací en Palermo a ochenta kilómetros de Corleone, PALERMO capital de Sicilia, tierra caliente de hombres valientes como los sonorenses, ¿Qué tal eh?

Se terminó la conversación y me fui del lugar con gratos recuerdos de mi niñez, y de aquél hermoso viaje con mis papás y mi hermano Balvanero por las ciudades de Italia, que me recordaron siempre a este hombre llamado Saro Restivo, que tenía su prodigioso restaurant enfrente del Auditorio Cívico, al que íbamos cuando el que escribe apenas era un bambino ingenuo.

FIN







Comentarios de nuestros lectores:



Envía tus comentarios