DE LA REFORMA EDUCATIVA DE EPN A LA DE AMLO





Como todos sabemos una de las promesas de campaña del actual presidente de la Republica, fue derogar la mal llamada reforma educativo como la identifico. Este pasado 24 de abril fue aprobada mayoritariamente en la Cámara de Diputados la reforma al artículo tercero...

Por Olga Armida Grijalva Otero
Fecha de publicación: 2019-05-11 00:00:00

Esta nota pertenece a la categoria: Politica

 
 
 

Por Olga Armida Grijalva Otero

Como todos sabemos una de las promesas de campaña del actual presidente de la Republica, fue derogar la mal llamada reforma educativo como la identifico. Este pasado 24 de abril fue aprobada mayoritariamente en la Cámara de Diputados la reforma al artículo tercero constitucional, con modificaciones sustanciales a la de 2013 propuesta por Peña Nieto.

Esta reforma tenía dos ejes fundamentales: la evaluación y la calidad, en cuanto a la primera no cumplió su cometido dado que fue una evaluación meramente punitiva, en cuanto a la calidad, en los hechos ni siquiera se abordó, continuando el deterioro en esta actividad fundamental para la vida del país.

Previo a este acto en el Congreso de la Unió, se sostuvieron pláticas con la CNTE ante la actitud intransigente de su dirigencia, llegando hasta a tomar las propias instalaciones del órgano de la representación popular.

En este devenir quedo al descubierto que el meollo de tal intransigencia era el control de las plazas. El presidente de la Republica fue categórico de   no ceder ante esta exigencia, en virtud de que esa tarea corresponde exclusivamente a la SEP.

Lo anterior motivo que el presidente enviara a los secretarios de: Gobernación, Educación Pública y de Hacienda un memorándum. Mismo que no fue del agrado de algunos, entre ellos los sumos sacerdotes del derecho, argumentando que no tenía fundamentación jurídica que era impugnable, que contravenía las disposiciones constitucionales. Argumentaciones que, desde nuestro punto de vista, corresponden al positivismo jurídico del siglo XV111. Y no al realismo del siglo XXI.

Al margen de lo anterior, dicho memorándum sirvió para poner en la mesa de la discusión política el tema de la reforma educativa. Dentro de unos de los lineamientos del referido referéndum se planteaba lo siguiente…”la nómina del sector educativo quedará bajo el control de la Seria de Hacienda y Crédito Público, la cual impedirá practicas patrimonialistas, aviadores y cualquier otra forma de corrupción. La SEP, por su parte, administrara las plazas magisteriales, evitara que se trafique con ellas y garantizara la contratación de maestros egresados de las normales públicas. Así mismo, la SEP reinstalara a los educadores que fueron cesados por la aplicación de las evaluaciones punitivas.”.

Es pertinente expresar que al margen del lineamiento expuesto y de   la postura de la CENTE: los educadores fueron los que sentaron las bases para la cohesión social del México posrevolucionario. Posteriormente "la clase política” desistió del programa original y clausuro la alianza con el magisterio para sustituirlo por la subordinación de un aparato corporativo de control: el SENTE. Donde operaba toda clase de corrupción, "profesores” comisionados por el sindicato, entrega de prebendas políticas por el gobierno, así como grandes cantidades de dinero para conservar la lealtad política.

Posteriormente nació en Chiapas una corriente de oposición a la dirección del SENTE, la CENTE, con intenciones de democratizar a su propio sindicato e inicio su propio crecimiento. Sin embargo, el diablo metió su cola y con la "sabiduría política de nuestros gobernantes” se aplicó la infalible regla "problema político que se arregla con dinero, sale barato”.

Con los años, la CENTE hizo de su oposición a la dirección del SENTE, su propio modus vivendi mediante mecanismos de chantajes corruptos. Ahora aparece como víctima de gobiernos autoritarios: docenas de bloqueos carreteros, saqueos, desabasto grave principalmente en el sureste.

Es de mencionarse que la dimensión educativa hasta la reforma peñista ha fallado, porque lo realizado no es el núcleo, el corazón verdadero de una reforma educativa.

Veremos si la cuasi reforma educativa propuesta por AMLO contiene ese núcleo, por lo pronto esbozamos unos de sus apartados. El Ejecutivo Federal determinara los principios rectores y objetivos de la educación inicial, así como los planes y programas de estudio de la educación básica y normal en toda la República.

Los planes y programas de estudio tendrán perspectiva de género y una orientación integral, por lo que se incluirá el conocimiento de las ciencias y humanidades: la historia, la geografía, el civismo, la filosofía, la tecnología, la innovación, las lenguas indígenas de nuestro país, las lenguas extranjeras, la educación física y sexual, el deporte, las artes en especial la música, la promoción de estilos de vida saludables, la literacidad y el cuidado al medio ambiente.

En otro de sus apartados expresa que contribuirá a la mejor convivencia humana, a fin de fortalecer el aprecio y respeto por la naturaleza, la diversidad cultural, la dignidad de la persona, la integridad de las familias, la convicción del interés general de la sociedad, los ideales de fraternidad e igualdad de derechos de todos, evitando los privilegios de razas, de religión, de grupos, de sexos o de individuos.

Sera equitativa favoreciendo el ejercicio pleno del derecho a la educación. Sera inclusiva, al tomar en cuenta las diversas capacidades, circunstancias y necesidades de los educandos. Sera intercultural, al promover la convivencia armónica entre personas y comunidades. Sera integral, educara para la vida, con el objeto de desarrollar en las personas capacidades cognitivas, socioemocionales y física que les permitan alcanzar su bienestar y será de excelencia, entendida como el mejoramiento integral constante que promueva el máximo logro de aprendizaje de los educandos.

Por lo que toca al magisterio, la reforma plantea lineamientos relacionados con el desarrollo de este, se contara con una Junta Directiva, un Consejo Técnico de Educación y un Consejo Ciudadano.

Además esta reforma establece que, la admisión, promoción y reconocimiento del personal que ejerza la función docente, directiva o de supervisión, se realizara a través de procesos de selección a los que concurran los aspirantes en igualdad de condiciones, los cuales serán público, transparentes, equitativos e imparciales y consideraran los conocimientos, aptitudes y experiencia necesarios para el aprendizaje y el desarrollo integral de los educando. Los nombramientos derivados de estos procesos solo se otorgaran en términos de  ley.

Hasta aquí y de manera muy sucinta el contenido de la reforma, hay que esperar a la culminación del procedimiento constitucional, su publicación y entrada en vigor, para que, al pasar del tiempo, podamos evaluar esta reforma en el sentido de que, si se logró el núcleo, el corazón verdadero de una reforma educativa.   

En esa evaluación podremos constatar o no, si se alentaron actitudes, de tal manera que el niño no solo aprenda, sino que aprenda a aprender, desarrolle su creatividad, espíritu crítico, y que los docentes tengan la capacidad y el profesionalismo de cumplir con el significado de educar.

Educar proviene del vocablo griego educare que significa sacar al exterior, en el educando lo más valioso lo más hermoso  lo más digno y lo más divino.

Comentarios de nuestros lectores:



Envía tus comentarios