OK AL ACUERDO COMERCIAL… SE LOS DIJE





Desde hace días estaba adelantando este título, esperando que Mr. Trump me diera la razón respecto a la conclusión de las negociaciones del anterior Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el controversial TLCAN o NAFTA...

Por Luis A. Galaz T.
Fecha de publicación: 2018-10-11 00:00:00

Esta nota pertenece a la categoria: Opinión y Sociedad

 
 
 
 

Luis  A.  Galaz

VISIÓN  ECONÓMICA

Houston, Texas.- Desde hace días estaba adelantando este título, esperando que Mr. Trump me diera la razón respecto a la conclusión de las negociaciones del anterior Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el controversial TLCAN o NAFTA, en cuanto a su permanencia o continuación; aunque impusiera alguno de sus acostumbrados caprichos.

Esto es porque nuestra Visión Económica, a diferencia de la mayoría de los analistas y articulistas,  siempre sostuvimos, desde hace dos años cuando Mr. Trump retóricamente insistía en eliminarlo, que el Tratado de Libre Comercio no se iba a cancelar porque ello no le convenía a nadie, porque no se puede eliminar la inmensa riqueza que genera el comercio del bloque más grande y rico del mundo. 

Nosotros asegurábamos que el NAFTA o TLCAN no podía cancelarse, porque los mismos empresarios, intelectuales, políticos, académicos, comerciantes y productores estadounidenses no se lo iban a permitir a su propio Presidente; y en este sentido, la lógica económica se impuso y nos dio la razón.

Pues bien, ahora ya se anunció que los Gobiernos de Canadá, México y los Estados Unidos de América, han logrado ponerse de acuerdo para continuar integrando más sus economías a través de un acuerdo de libre comercio, mismo que pretende, como el anterior, incrementar la competitividad de los tres países al conformar un solo bloque económico.

Lo que se destaca de inmediato es que este acuerdo ahora tiene un nuevo nombre debido a que Mr. Trump se indigestaba con el nombre del NAFTA, y él ahora lo bautizó como el U.S.M.C.A. o United States-Mexico-Canada Agreement. Inclusive por acá se publicó que él había sugerido llamarlo "USMC” en honor a los soldados marinos de los Estados Unidos o los U.S.Marine Corps, pero al final le agregaron la A del acuerdo o agreement. 

Así que de hoy en adelante el "nuevo NAFTA” será el USMCA, que además del nuevo nombre, contempla nuevas reglas importantes para Sonora como en el sector automotriz y disposiciones en materia laboral, ambiental y para el sector agropecuario y privado mayormente.

El nuevo acuerdo comercial, pretende incrementar el volumen y el valor del inmenso importe del tratado anterior que suma más de $1.2 trillones de dólares, entre las tres naciones. Nuestra gran región trasnacional  ya aporta el 25 por ciento de toda la producción mundial con  tan sólo el siete por ciento de la población.

Este nuevo memorándum de entendimiento no entrará en vigor de inmediato, ni siquiera el año próximo 2019. La mayoría de sus provisiones iniciarían hasta el año 2020 porque antes tienen que firmarlo lo ejecutivos de los tres países, y después presentarlo a los Congresos de México y Estados Unidos, así como al Parlamento Canadiense, para su autorización final; y, todos estos procesos aún nos tomarán varios meses más.

En resumen, ¿qué es lo nuevo del acuerdo? Bien, aparte del nuevo nombre feo e impronunciable, el USMCA, principalmente comprende cambios para la industria automotriz, aumentarían los componentes de contenido nacional y los salarios en esta industria; Canadá abre su mercado de lácteos a los productores estadounidenses; el Capítulo 19 de atención a controversias no se modifica; México y Canadá se aseguran de que Estados Unidos no imponga tarifas ni aranceles a sus exportaciones agropecuarias ni de carros; y, se mejoraron algunas disposiciones en materia de cuidado del medio ambiente, derechos de propiedad y derechos laborales , entre otros ajustes que analizaremos en la siguiente entrega.

Finalmente, se mantiene la trilateralidad y lo que los tres dirigentes nacionales del acuerdo  firmarían y enviarían a sus legisladores y parlamentarios el próximo 30 de noviembre; genera mayor confianza y certidumbre para los agentes económicos y sectores productivos de toda la gran región de América del Norte.

- Luis Alonso Galaz Tapia es Internacionalista. Maestro de Relaciones MEXICO-USA y de Negocios Internacionales en la UNISON

lugallaz51@gmail.com

Comentarios de nuestros lectores:



Envía tus comentarios