POR ENTREGAR AL MAGISTERIO RECIBE CURUL EN CONGRESO LOCAL





Mientras la disputa entre Elba Esther Gordillo Morales y Juan Díaz de la Torre por ocupar la presidencia del Consejo General Sindical para el Fortalecimiento de la Educación de los Trabajadores de la Educación (SNTE), libra una batalla campal en los tribunales federales

Por Martha Elva González Pérez
Fecha de publicación: 2018-09-03 00:00:00

Esta nota pertenece a la categoria: Politica

 
 
 
 

Por Martha Elva González Pérez

Mientras la disputa entre Elba Esther Gordillo Morales y Juan Díaz de la Torre por ocupar la presidencia del Consejo General Sindical para el Fortalecimiento de la Educación de los Trabajadores de la Educación (SNTE), libra una batalla campal en los tribunales federales, en redes sociales y grupos al interior de la organización, así como en la dependencia educativa local con la intención de captar adeptos a su causa y perpetuarse en el poder, cada uno, diseña su estrategia para alcanzar dicho propósito.

Por un lado, están los incondicionales a Gordillo Morales, trabajadores de la educación, que en empecinado afán por defenderla de comentarios adversos se rasgan las vestiduras con la intención de sembrar en el colectivo imaginario la falsa idea de que fue sujeta de persecución política y dolosas imputaciones por oponerse a la Reforma Educativa y defender al magisterio de la aprobación de leyes y lineamientos derivado del denominado Pacto Por México al inicio de la administración del gobierno saliente y su principal opresor: Enrique Peña Nieto.

Desde luego, no se puede, ni debe pasar por alto, su puntual pronunciamiento que a la letra dice: "No podemos permitir la amenaza, la coerción. A los maestros no se les amenaza, a los maestros no se les dice si no cumples, se te hace daño; a los maestros se les exhorta, se les invita a ser mejores y se les estimula”. "Aquí estoy si hay algún delito que cuestionarme; si soy yo la que estorba hagan de mí lo que quieran, pero contra los maestros no”.

En esta declaración, se advierte el dramático desafío de sus palabras, pero no precisamente por defender los derechos de los docentes, respecto de la  aplicación retroactiva de una ley que causa perjuicios a su esfera jurídica como ha sido –sigue siendo− la Ley General del Servicio Profesional Docente, reglamentaria del artículo tercero constitucional, sino, porque se reduce la participación del SNTE a simple escucha, es decir, anula su intervención −situación que con el devenir temporal se ha desvirtuado−  en contradicción con lo dispuesto en la Ley Federal de Trabajadores al Servicio del Estado, reglamentaria del artículo 123  constitucional, apartado B. 

Por otro lado, Juan Díaz, "el traidor”  que sucumbió al "botín” político y económico que representa el magisterio nacional plantea su estrategia reagrupando a su círculo cercano y fortaleciendo a las secciones sindicales con personal afín a sus intereses, tal como, sucedió en fecha reciente con el arribo de Noé Rodríguez García, Delegado Especial −miembro activo del Consejo General Sindical  para el Fortalecimiento de la Educación− a Sonora, que tiene el propósito de controlar la animosidad de la vapuleada institucionalidad  y sosegar las voces de las diferentes expresiones plurales que emergen imparables como consecuencia de  la liberación de Elba Esther Gordillo, la inminente ausencia del Secretario General de la Sección 28 del SNTE Francisco Javier Duarte Flores −por "pasar a otro empleo” en el Congreso sonorense−, sin antes ofrecer puntual transparencia y rendición de cuentas sobre los recursos financieros de sus afiliados  −fondos de la Caja de Ahorros, cuenta maestra de los fideicomisos de Jubilados, Fondo de Retiro y Defunción−, patrimonio sindical y ofrecer respuesta a los pronunciamientos realizados por la CNTE, que exige la democratización de la organización gremial a la que acusan de haberse olvidado  de ejercitar las funciones sindicales y los principios que dieron origen a su creación.

Tampoco, son pocos lo que se inconforman por el diferimiento y difusión de la Convocatoria para la celebración del Congreso Seccional y Nacional, pero, en tanto se dan los tiempos para el eventual cambio de dirigencia, Duarte Flores, recibe una curul como premio a su lesiva labor en contra del magisterio federalizado. 

Sin duda, una noticia que  causa molestias no sólo en los docentes, sino en los sonorenses, toda vez que no fue nombrado por la población votante en los recientes comicios electorales, no obstante, gracias a las cuotas políticas y conveniencias partidistas representará al Partido Nueva Alianza en el Congreso local.

¿Qué se espera de Duarte Flores?

Aún cuando, el Secretario General de la Sección 28 del SNTE, cuyo periodo concluye el 22 de septiembre próximo, expresó  que luchará  por los trabajadores de la educación desde otra trinchera, la experiencia previa dicta que no cumplirá.
Acaso… ¿se podría tener confianza en una persona que siendo dirigente sindical se mostró distante de ofrecer una defensa irrestricta de los derechos adquiridos, además, acosó y obligó a través de la fuerza pública  a que los docentes presentaran una evaluación a todas luces punitiva?


Por ello, se presume  que Javier Duarte Flores, desde la "Casa del Pueblo” actuará de la misma manera que lo han hecho otros personajes extraídos del gremio y que son catapultados al poder legislativo, −los ejemplos son diversos: Teresa Olivares, Fermín Trujillo, Angélica Payán y Salomé Tello Magos, entre otros−, sirviendo a los intereses de sus grupos parlamentarios y al ejecutivo local.


Ojalá que su designación y posterior imposición no le genere  una factura demasiado alta por pagar con la aprobación de leyes a modo y en beneficio de unos cuantos, lo cual, sería materialmente catastrófico para los pobladores.

Dirección electrónica: marelv_tita32@yahoo.com.mx
Twitter:   @marelv_tita32





Comentarios de nuestros lectores:



Envía tus comentarios