¿NUEVA CONSTITUCIÓN POLÍTICA EN "LA  4° TRANSFORMACIÓN DE LA REPÚBLICA”? (Parte IV)





Cunde en círculos académicos y políticos el ¿temor fundado? de promulgar una nueva Carta Magna. El Diputado federal Porfirio Muñoz Ledo será quien -simbólicamente- le entregue en mano, al Presidente Enrique Peña Nieto para que se la imponga al Presidente electo

Por Héctor Rodríguez Espinoza
Fecha de publicacin: 2018-08-25 00:00:00

Esta nota pertenece a la categoria: Opinión y Sociedad

 
 
 
 
 

Breve Ensayo

Cuarta parte.

Héctor Rodríguez Espinoza


I. RECAPITULACIÓN (como solía decir, en clase, el Prof. Aureliano Corral Delgado "Corralitos”.) 

El tsunami electoral que sufragó popularmente por MORENA en gran parte del país, incluyó ambas Cámaras del Congreso General, Congresos Locales y Municipios, el Poder Constituyente Permanente (art. 135 Constitucional).

Cunde en círculos académicos y políticos el ¿temor fundado? de promulgar una nueva Carta Magna. El Diputado federal Porfirio Muñoz Ledo será quien -simbólicamente- le entregue en mano, al Presidente Enrique Peña Nieto para que se la imponga al Presidente electo Andrés Manuel López Obrador, la  codiciada y ensangrentada Banda Presidencial.

Nadie ignora la biografía política de Porfirio. Propulsor de la reforma del Estado y el arquitecto de la nueva  Constitución Política de la Cd. de México, alimentan el temor.


II. Dr. ELISUR ARTEAGA NAVA. Versión sintetizada de entrevista en La Jornada, 4 Marzo 2001 (continuación)

" …

Lo que debe hacerse, con toda meditación y el entendimiento propio del estudioso, es elaborar un conjunto de reformas para perfeccionarla. Desbrozarla de sus malas reformas, bruñirla, abrillantarla y ¿quiénes son los únicos que pueden hacerlo?, los juristas, los especialista en Derecho Constitucional. Para conocerla bien se necesita estudiarla durante muchísimos años, como yo –modestamente- lo he hecho desde el año de 1938, cuando estudié Derecho Constitucional, en la Escuela Nacional de Jurisprudencia, con el profesor Don Hilario Medina, diputado constituyente de Querétaro.

Para saber lo que es la Constitución se necesita conocer la filosofía que encierra la historia de nuestro país, su desenvolvimiento constitucional político desde que surgió a la vida independiente; y cada vez que estudia uno sus diferentes aspectos, descubre temas sumamente interesantes para evaluar. Quien diga que la conoce, sin conocer su historia, o porque la ha leído superficialmente, no es un constitucionalista, es un simple lector de un texto que no significa lo que es su entraña.

Nuestra Constitución tiene un alma, integrada por principios fundamentales que la proclama; vgr. es humanista, proclama los derechos humanos, como parte fundamental de las garantías individuales; consagra el juicio de amparo como defensor de las garantías individuales y de los derechos humanos ante cualquier acto de autoridad que los viole; estructura políticamente a México en un estado republicano, federal, democrático, representativo; establece como principio -muy importante- la intervención del Estado en la vida económica del país, pero en beneficio de las clases desheredadas, millones desgraciadamente; se deduce de sus Arts. 25, 26, 27 y 28; la primera en el mundo que proclama las garantías sociales en sus Arts. 27 y 123; ha proclamado - eso lo hizo también la de 1854-  que ha sido su madre legitima, la separación de la Iglesia y del Estado, en el artículo 130;  en dos preceptos -el 115 y 116- estructuran el régimen municipal como un régimen político, administrativo, en que deben organizarse los Estados; establece los principios fundamentales de juridicidad en el que todos los actos de poder del Estado deben someterse a la ley, en el Art. 16; es la más rica en la consagración de garantías individuales; una de las más relevantes entre todas las del mundo.

 Esa es nuestra Constitución del 17. Podría ser prolijo en enumerar sus cualidades; y solamente los que la desconocen, los ignorantes pueden decir que es obsoleta, que ha tenido muchos parches, que ya no responde a las necesidades del pueblo. Es mentira, y cuantas veces les he preguntado a diputados de diferentes partidos ¿cuáles son los preceptos que impiden los reclamos de la sociedad mexicana contemporánea?, no me han respondido, porque si me dicen que tales y cuales títulos, vamos a analizarlos, dónde está el impedimento y no lo hacen;  porque una persona ignorante es muy atrevida, temeraria y deslumbran a los más ignorantes que ella.

 Un político deslumbra a sus seguidores, pero no a un jurista; al contrario, el jurista puede someter a la lógica el conocimiento del político; en general el político es un ignorante de la Constitución y del Derecho, por eso tenemos tantos problemas.

 Considero que para seguir el pensamiento de Fox, que no es novedoso ni es propio de él sino ha sido inducido -no conoce la Constitución, ya la ha violado varias veces en estos dos meses de gobierno-, para seguir lo que dijo en su discurso del 5 de febrero, reproducción de lo que le dijo o escribió Muñoz Ledo, lo que debe hacerse es integrar una Comisión, como propongo en mi libro de 1994.

Una Comisión, pero integrada exclusivamente por juristas constitucionalistas, que conozcan a fondo la Constitución y que se recojan las inquietudes de los representantes de las fuerzas políticas, de los grupos políticos y sociales. … el político antepone el interés de su partido al de la nación, y las reformas que deben introducirse, para mejorarla, importan una cuestión de la vida de nuestra nación, de su futuro.

 No se trata de resolver problemas, ni discrepancias ni discusiones en materia política entre partidos políticos. Un político no puede pensar en la nación mexicana, sino primordialmente en su partido y su interés; y desde luego no me sorprendió el discurso de Fox que contiene varias aberraciones, sobre todo contradicciones que pugnan contra la lógica. Si el gran maestro Aristóteles lo hubiera oído, hubiera dado un brinco en su tumba o un brinco en el Epeirón, en el infinito, porque dice que hay que reformar a fondo la Constitución sin desarraigarla, o sea de raíz. Cuando algo se reforma de raíz, se arranca, y quiere decir desenraizar; hasta está mal redactado el discurso y mal conceptuado. … Nuestra Constitución -que es buena y debemos estar orgullosos de ella- recibiría un impacto tremendo, severo, en cuanto al pueblo.

Soy presidente del Colegio de profesores de Derecho Constitucional, de Garantías  y de Amparo en nuestra Facultad; maestro emérito y Presidente del Claustro de Doctores de la Facultad de Derecho, instaurado en 1950. El 30 de noviembre del año pasado tocamos el tema  por doctores, no politiquillos, ni miembros ni presidentes de partidos políticos; lo vamos a hacer públicamente con el respaldo maravilloso de nuestra Facultad. Estoy pensando elaborar un suplemento a mi monografía de 1994, actualizarla y someterla a consideración de los que saben, no del pueblo como dice Fox. Es otro error tremendo. Doña Pachita Gómez, que hace muy buenos tacos, ¿qué va a saber de Constitución y de reformas?

El pueblo se equivoca siempre y desgraciadamente. La mayoría es ignorante, desconoces sus derechos en relación a la Constitución; abrir una consulta pública para la revisión de las reformas solo lo hace un apasionado, con todo respeto al Presidente Fox, las cosas sin meditarlas y sin medir sus consecuencias.

No podemos hablar de una nueva Constitución porque el diccionario, al referirse al concepto ´nuevo´, es lo recién hecho o que aparece por primera vez, no puede haber una nueva Constitución; sería más propio decir reformas, porque es muy pretencioso decir ´una nueva Constitución´, como si fuera un alarde de, como se trata de un nuevo gobierno, quieren protagónicamente hacer la nueva.

Partiendo de su texto actual, podríamos señalar que en la parte dogmática, sí podría ajustarse incorporándose todos los derechos humanos de todas las personas, por el sólo hecho de haber nacido (no son lo mismo que las garantías constitucionales) y fruto de las Convenciones o Tratados que ha suscrito México y que son parte de la Constitución, conforme al artículo 133 Constitucional son ley suprema de la Unión. … no sería nada reiterativo, sino concretizar y señalar, con mayor claridad, estos derechos. La Constitución debe estar redactada que todos los ciudadanos conozcan con toda claridad sus derechos y sus obligaciones; y si están ocultos en un tratado internacional que no está publicado (aunque la ignorancia de la ley no excusa su cumplimiento), da como resultado la ignorancia.

… Sí estoy de acuerdo en la modificación y en el ajuste de la Constitución, ya estamos en un milenio diferente; y si a principios del siglo XX aparece nuestra Constitución y las cuestiones del mundo han ido transformándose, considero viable su ajuste.

Se debe pulir el concepto de Soberanía, de Nacionalidad, de Nación Mexicana, precisar sus diferencias con los distintos poderes de la Federación; existen confusiones como el preguntarse si existe o no el Congreso de la Unión o si lo que existe es la Cámara de Diputados y la de Senadores con atribuciones específicas, pero no el Congreso como una entidad o como un poder; o si se trata del poder legislativo, o el poder legislativo se deposita en un Congreso. Todas son necesarias e indispensables que se precisen.

 Se ha dicho que se ha puesto punto final al presidencialismo. Sin embargo falta hacer los ajustes necesarios señalando qué del presidencialismo debe conservarse, qué del presidencialismo, por la oportuna respuesta a las necesidades urgentes que puedan surgir y se deben dar como atribuciones al presidente para evitar rezagos en la solución inmediata; estamos en un mundo en donde la necesidad de respuesta es de inmediato, dejar esto o alguna atribución de emergencia o de urgencia a las aprobaciones de las Cámaras que hay que convocar y que podrían no estar en sesiones ordinarias, sino extraordinarias, trayendo como consecuencia que no tuviéramos una capacidad de respuesta inmediata.

 Se hace necesario darle autonomía al poder judicial, que no esté supeditado al Ejecutivo como en estos momentos en materia presupuestal, dando como resultado que tenga un presupuesto autónomo y una personalidad jurídica autónoma. Y algunas cuestiones que no se habían presentado, como lo es el precisar las facultades de los tribunales federales, …

…Las ramas del derecho reclaman precisión en la Constitución, evitando contradicciones, tal es el caso de la materia penal, que nos podrían llevar a un calidoscopio sin salida, ejemplo la responsabilidad de los menores infractores en crimen organizado, donde su violencia, en materia de contrabando, un joven ejidatario se siente un rambo criollo, capaz de hacer una matazón con una metralleta y tiene la indulgencia de ser tratado como menor infractor, cuando en realidad es un verdadero delincuente. Habrá que hacerse un ajuste a la edad penal. El gran debate de la pena de muerte, hoy el pueblo mexicano la exige para secuestradores y criminales organizados.

- Doctor, ¿estaría usted en la mejor disposición de coadyuvar, a través de algún foro, a los legisladores, para realizar las reformas constitucionales pertinentes?

- Sí estoy dispuesto y voy a poner mi mejor esfuerzo, porque su redacción es algo que compromete a todos los mexicanos y las consecuencias afectarán no sólo a los autores, también a las generaciones venideras, es un compromiso y una obligación en beneficio de nuestra patria el contribuir."

Parte III:
http://www.contactox.net/vernoticias.php?artid=22573&cat=235

Parte II :
http://www.contactox.net/vernoticias.php?artid=22559&cat=235

Primera Parte:
http://www.contactox.net/vernoticias.php?artid=22536&cat=235


Comentarios de nuestros lectores:



Enva tus comentarios