¿EL PADRECISMO QUIERE GOBERNAR HERMOSILLO?





Vaya revuelo el que originó Célida López al dar a conocer su Comité Seleccionador de perfiles para la designación de cinco importantes cargos de la próxima administración municipal. Son, de hecho, los cargos más importantes: Comisario de Seguridad Pública, Contralor, Oficial Mayor, Tesorero y Director de Desarrollo Urbano y Obras Públicas. 

Por Isabel Dorado Auz
Fecha de publicacin: 2018-07-30 00:00:00

Esta nota pertenece a la categoria: Politica

 
 

 
 

Isabel Dorado Auz
Vaya revuelo el que originó Célida López al dar a conocer su Comité Seleccionador de perfiles para la designación de cinco importantes cargos de la próxima administración municipal. Son, de hecho, los cargos más importantes: Comisario de Seguridad Pública, Contralor, Oficial Mayor, Tesorero y Director de Desarrollo Urbano y Obras Públicas. 

El revuelo se origina cuando se da a conocer una primera lista que incluye a connotados padrecistas, de los cuales al menos cuatro han formado parte de la Junta de Gobierno de Agua de Hermosillo: José Antonio Díaz Quintanar (Presidente del Consejo Consultivo de Agua de Hermosillo, en la actual administración del Maloro Vocal ciudadano honorífico), Roberto Sitten Ayala, Jorge Cons Figueroa y Delfín Ruibal Zaragoza, un organismo que ha sido garantía de opacidad y, se dice, la caja chica de las administraciones municipales prianistas. No solo eso, la presidenta del Comité Seleccionador, Alejandra Millán López figuró en la planilla de Mirna Rea, como candidata a regidora propietaria en la tercera posición. Dada la inconformidad social, posteriormente se dio a conocer una lista más amplia que incluye a un buen número de académicos que en su gran mayoría pertenecen a la Universidad de Sonora. Ante este panorama, quienes votamos por Morena en Hermosillo estamos a la expectativa de qué intereses terminarán por imponerse.

Los informes que nos llegan no dan pie para ser optimistas. Nos comenta Julio Alfonso Piña López, catedrático universitario, que el presidente de Morena en Hermosillo señaló que no estaba informado de las decisiones que tomaba Célida López, lo cual marcaría un distanciamiento entre el partido y su hoy candidata electa. Viene a la memoria el señalamiento previo a la designación de la entonces candidata, atribuyéndose a una decisión personal de Andrés Manuel López Obrador ignorando a toda la estructura partidista. Estará por definirse, entonces, cual fue la negociación que permitió el arribo a la alcaldía de una connotada padrecista. Si la negociación se hizo para darle un mejor gobierno a la ciudad capital; o bien, para proteger los intereses de un "aliado” político. El mismo Comité Seleccionador tiene la palabra, sobre todo esa parte académica de sus integrantes. Solo espero que no ocurra algo similar a la "negociación” que llevaron a cabo ciertos "académicos” con Manlio Fabio Beltrones para permitir la implementación de la Ley 4 y el "reinado” de los químicos en nuestra Alma Mater por más de 25 años.

Pronto tendremos noticias. Esperemos que sean buenas y que Morena, tanto a nivel local como nacional, nos dé muestras de que valió la pena la espera. Que se vea que la Cuarta Transformación, la cuarta República diría Porfirio Muños Ledo, va en serio y que se puede tener una transición pacífica hacia un gobierno que realmente represente los intereses de las mayorías. Me queda claro que Guillermo Padrés tuvo su oportunidad y la tiró a la basura; por lo mismo, sería imperdonable regresarles un poco de poder si se afianzan con el poder político de la capital del estado.

Entiendo que las alianzas son necesarias, pero aliarse con quienes han sido despreciados por el Pueblo no es una buena señal. De Célida no se ha dicho que sea corrupta, aunque si se le ha señalado como una padrecista entusiasta. Aun así, se le tiene que dar el beneficio de la duda, ya que la otra opción (El Pato Lucas) era totalmente inviable. Sin embargo, poco se ayuda asimismo la hoy candidata electa cuando recurre a sus "amigos” para nombrar a los titulares de cinco importantes cargos de la administración municipal. Pierde credibilidad cuando recurre a una organización patito, creada durante la contienda electoral, Hermosillo como vamos, para legitimar una supuesta intervención ciudadana en el nombramiento de los cinco titulares de los puestos más importantes de la administración municipal.

Si realmente quiere que los ciudadanos decidamos, que convoque a una consulta popular y que sea el Pueblo de Hermosillo el que decida. Total, que se refrende el apoyo popular del pasado uno de julio y, entonces sí, si el Pueblo se equivoca, que sea el mismo Pueblo el que asuma las consecuencias.

Comentarios de nuestros lectores:



Enva tus comentarios