CALLE ÁLVARO OBREGÓN





General de División y Presidente de la República. Nació en la Hacienda de Siquisiva, Municipio de Navojoa, Sonora, el 19 de febrero de 1880, hijo de Don Francisco Obregón y Doña Cenobia Salido.

Por Juan Antonio Ruibal Corella
Fecha de publicacin: 2018-07-25 00:00:00

Esta nota pertenece a la categoria: Historia

 
 
 
 


Por Juan Antonio Ruibal Corella

De su libro titulado "PERSONAJES DE LA CIUDAD. Nombres de algunas de las calles más representativas de Hermosillo”

(Colonia Centro)

General de División y Presidente de la República. Nació en la Hacienda de Siquisiva, Municipio de Navojoa, Sonora, el 19 de febrero de 1880, hijo de Don Francisco Obregón y Doña Cenobia Salido. Cursó la primaria en Álamos y Huatabampo, donde radicó desde su niñez. En 1898, se trasladó al ingenio de Navolato, Sinaloa, permaneciendo empleado una temporada; volvió a Huatabampo, fue maestro de Escuela Primaria en la comunidad de Moroncárit y después se dedicó a las labores agrícolas en su finca "La Quinta Chilla”.

Hombre de gran talento y simpatía, en 1911, es electo Presidente Municipal de Huatabampo y en marzo de 1912, ofreció sus servicios al Gobierno Estatal para combatir la rebelión orozquista en contra del Presidente Madero, levantando un contingente de 300 hombres de la región del Río Mayo. Se le confirió el grado de Teniente coronel, ganó tomando parte victoriosa en el combate de Ojitos y en el de San Joaquín ascendiendo a Coronel.

Tras el asesinato de Madero en 1913, Obregón fue nombrado Comandante Militar de la Plaza de Hermosillo e inmediatamente, después Jefe de la Sección de Guerra de la Secretaría de Gobierno, quedando bajo sus órdenes todos los jefes revolucionarios de Sonora e inicia una campaña cuajada de éxitos; el 13 de marzo toma Nogales, el 26 Cananea y pocos días después de la batalla de Santa Rosa, es ascendido a brigadier y a general de brigada después de las batallas de Santa María y San Alejandro.

Durante la lucha contra el régimen usurpador de Victoriano Huerta, fue leal a Carranza y junto con Francisco Villa, el principal apoyo militar que permitió a las fuerzas constitucionalistas recuperar el poder en la capital  y salvaguardar los objetivos de la Revolución. Nunca se entendió con el gobernador Maytorena, mostrándose partidario de Calles y seguidor de los constitucionalistas, al comenzar las dificultades entre Villa y Carranza.

En el Congreso de Querétaro, Obregón fue el portavoz de la corriente nacionalista que dio origen a los artículos 5º, 27 y 123 Constitucionales. Después de asistir como delegado a la Convención de Aguascalientes es nombrado general en jefe, consiguiendo nuevas victorias y derrotando a Villa en la zona del Bajío. El 13 de mayo de 1916, es nombrado por Don Venustiano Carranza como Secretario de Guerra y Marina, cargo que desempeña hasta el 1º de mayo de 1917, para dedicarse a sus negocios agrícolas en Navojoa, pero la verdad fue para esperar su turno para la Presidencia.

En 1920, Obregón es el candidato natural a este último cargo y contaba con el apoyo de la gran mayoría de los jefes revolucionarios, pero Carranza se empecinó en imponer al Ing. Ignacio Bonilla. Esto motivó el colapso de relaciones entre ambas figuras, desatándose una persecución en contra del llamado "Manco de Celaya”, quien logró escapar. La oposición de los jefes sonorenses en contra de Carranza, culminó con el Plan de Agua Prieta el 23 de abril y la muerte del Primer Jefe.

El 1º de diciembre de 1920, Obregón tomó posesión como Presidente de la República y uno de sus primeros actos fue restablecer la Secretaría de Educación Pública y nombrar al notable intelectual José Vasconcelos como titular, quien llevó la acción docente y deportiva hasta los más apartados rincones del país e inició y encabezó la reforma agraria, el desarrollo del sindicalismo obrero, la expropiación de los grandes latifundios y la reducción de las deudas de los jornaleros pobres.

Pero también tuvo dificultades de carácter internacional, especialmente la negativa de reconocimiento de su régimen por el Gobierno de los Estados Unidos. Para lograrlo, Obregón celebró los llamados "Tratados de Bucareli” que desembocaron en la llamada "Rebelión De la Huertista”, porque según los partidarios de Don Adolfo de la Huerta, los tratados habían hipotecado la soberanía de México y según sus enemigos, De la Huerta quería ser Presidente y Obregón se inclinaba por Calles. Sea como fuere, Obregón asumió la dirección de las operaciones militares y aplastó la rebelión.

Concluido su período en 1924, regresó a Sonora a dedicarse a labores agrícolas en la Hacienda del Náinari, pero con la idea obsesiva de volver a ocupar la Presidencia de la República. Debido a su poderosa influencia, las Cámaras del Congreso de la Unión reformaron los artículos 82 y 83 de la Constitución Federal, que prohibía terminantemente que la persona que hubiera sido titular del Poder Ejecutivo pudiera volver a serlo. La reforma causó una profunda división.

El 16 de junio de 1927, al aceptar su postulación, el Caudillo insistió en que su candidatura no era violatoria al principio de la no reelección y se lanzó de lleno a su campaña; el 17 de noviembre un grave preludio de su muerte tuvo lugar, cuando un grupo de terroristas arrojó una bomba al paso de su automóvil en Chapultepec, resultando el personaje milagrosamente ileso.

El 17 de julio del año siguiente, ya siendo Presidente electo, los integrantes de la diputación guanajuatense al Congreso de la Unión, le ofrecían un banquete en el restaurant "La Bombilla” en el barrio de San Ángel en la ciudad de México. Un fanático de nombre José de León Toral haciéndose pasar por caricaturista, pudo llegar frente al general y a quemarropa le vació la carga de su pistola, cambiándose con el magnicidio el rumbo de los destinos de la República. Su muerte fue una imponente manifestación de duelo nacional y sus restos descansan en el cementerio municipal de Huatabampo.

-------------------------------------------- 
 
86.- Pedro Castro, "Obregón, Fuego y cenizas de la Revolución Mexicana”, Ediciones Era, Primera Edición, México, 2009.
87.- Álvaro Obregón, "Ocho mil Kilómetros en Campaña”, 2ª Edición, México, 1957, Fondo de Cultura Económica.

-------- 

@(Copyright) Juan Antonio Ruibal Corella, Todos los derechos reservados

HASHTAG DE LA SERIE "PERSONAJES DE LA CIUDAD” donde encontrará todos los capítulos del libro:

Facebook: 
https://www.facebook.com/hashtag/libropersonajesdelaciudad?source=feed_text&story_id=1178522585583188

Twitter: 
https://twitter.com/hashtag/LIBROPERSONAJESDELACIUDAD?src=hash



Comentarios de nuestros lectores:



Enva tus comentarios