AQUELLA MITAD DEL SIGLO XX (Parte 2)





En ese clima de mitad de siglo murió Joseph Stalin, en 1953. El poeta Eugueni Eutushenko, recogiendo el sentimiento y voz popular, escribió: STALIN. Y yo le pido aquí a nuestro gobierno:/ Dobla, triplica ante esa tumba la guardia/ para que Stalin nunca se levante/y con él el pasado.

Por Héctor Rodríguez Espinoza
Fecha de publicacin: 2018-06-21 00:00:00

Esta nota pertenece a la categoria: Opinión y Sociedad

 
 
 


Héctor Rodríguez Espinoza

"Empezó cuando mis dos hijas eran más pequeñas. El sábado era el día del padre y las llevaba a los caballitos  y me sentaba en un banco a comer cacahuates y solo, sentí que debería existir algún lugar, especie de parque familiar donde padres e hijos pudieran divertirse juntos”.

Walt Disney.


I. STALIN      

En ese clima de mitad de siglo murió Joseph Stalin, en 1953. El poeta Eugueni Eutushenko, recogiendo el sentimiento y voz popular, escribió: STALIN. Y yo le pido aquí a nuestro gobierno:/ Dobla, triplica ante esa tumba la guardia/ para que Stalin nunca se levante/y con él el pasado.

Surgieron el Plan Marshall y el Pacto del Atlántico Norte OTAN. Pero también el Pacto de Varsovia en 1955.

En 1956, vimos surgir el conflicto de Israel -Estado creado apenas en 1948 y armado hasta los dientes-, por la zona de Sinaí; y en Egipto, por el Canal de Suez. También se registra una perorata de 7 horas de Kruschev, fustigando los crímenes de Stalin. Pero ello no fue obstáculo para la presencia militar soviética en Polonia.

En 1957, con la firma del Tratado de Roma, se hizo realidad un sueño secular y se fundó el edificio europeísta, el de los monopolios, en el que las grandes empresas de los seis países firmantes se ponían de acuerdo para repartirse el mercado europeo y evitar la competencia. Surgió una colectividad económica integrada por 160 millones de personas, mercado tan importante como el de los EEUU.

En 1958 otra invasión militar soviética en Hungría y el sangriento sofocamiento de la rebelión de Praga.

En 1959 visita Moscú el Presidente norteamericano Richard Nixon; y surge el liderazgo del Mariscal  Tito, en Yugoeslavia.

Sea lo que fuere, en los cincuenta obtuvieron su incipiente independencia 25 naciones de África.

En América Latina sucede el golpe de Estado contra Jacobo Arbenz, en Guatemala.

II. ARTES Y ESPECTÁCULOS POPULARES       

En la cultura y diversión popular surgieron las películas en Cinemascope y en tercera dimensión (con ridículos lentes de cartón y papel de china bicolor, que se entregaban al entrar y devolvían al salir), lo que permitió apreciar, más y mejor, las virtudes del llamado séptimo arte. Con él se  explotó,  muy  bien,  nuestro natural morbo juvenil  y el de otros no tanto, en lo que se llamó una lucha de bustos, que  protagonizaron Gina Lollobrígida, Sofía Loren, Silvana Pampanini, Silvana Mangano y Rosana Podestá, "de mirada primitiva y poética”, a quien vimos en la película filmada en México, La red.

También admiramos a  Brigitte Bardot, con su carita de gato, cola de caballo y el blasfemo  bikini, rebeldía congénita que hacía del cuerpo entero un instrumento de lenguaje, un medio de comunicación y maestra de muchas de las jóvenes que empezaron a aprender a desnudarse; a la rubia preferida y de escándalo, Marilyn Monroe; al malo y cínico Marlon Brando quien, guiado por Elia Kazán, fue el actor por excelencia de la década, a raíz de su interpretación paroxística en Un tranvía llamado deseo. Charles Heston, Antonhy Perkins, Robert Taylor, Deborah Kerr, Antonhy Quinn, Ingrid Berman, Montogmery Clifft y Mickey Rooney  conquistaron Europa.

III. DISNEYLANDIA

El 17 de julio de 1955, Walt Disney iniciaba la construcción del mundo mágico de Disneylandia y, con él, la reconstrucción y recreación  de nuestra infancia perdida: "Empezó cuando mis dos hijas eran más pequeñas. El sábado era siempre el día del padre y las llevaba a los caballitos  y mientras, me sentaba en un banco a comer cacahuates y sentado ahí, solo, sentí que debería existir algún lugar, una especie de parque familiar donde padres e hijos pudieran divertirse juntos”,  dijo una vez.
 
Walt_Disney

Capítulo aparte llenó el mito truncado de James Dean. Calificado como un introvertido, solitario, de rostro afilado y gran copete lacio y entre rubio, edípico hombre y personaje, actor maldito, representaba a "una juventud desengañada de los valores masculinos que habían hecho posible las pasadas guerras y recelosa ante los valores femeninos, en una época en que las madres empiezan a traicionar y se van con otro o por lo libre”. Nadie olvidará Al este del Edén, Gigante y Rebelde sin causa, mi favorita.  Román Gubern, en Historia del cine, escribió: "Inquieto y rebelde, de mirada dulce y miope, misógino pero amado de las mujeres, roído por una atormentada vida interior y en perpetua rebeldía contra un mundo absurdo, que se vengaría de él arrebatándole la vida a los veinticuatro años, en un estúpido accidente de coche. Las adolescentes americanas tocarán con reverencia las manchas de sangre de su maltrecho Porsche, con el mismo respeto y consternación con que sus madres habían venerado unos años antes las reliquias de Rudy Valentino.”

En la música, el trompetista negro norteamericano Louis Arsmtrong Satchmo,  cautivó a los melómanos con su Jazz y dixieland. (Existe la versión, que no he confirmado, que este notable ejecutante se presentó en un evento artístico en Esperanza, Sonora.) Brillaron las voces de Frank Sinatra, Bing Crosby, Dean Martin, Paul Anka, Bill Haley y la "portentosa eclosión mundial ” de Los Beatles.

Este nuevo conjunto musical comenzó a popularizarse en el mundo. El grupo había  empezado a abrirse camino desde 1957 con otros nombres, desde el Undertground of Liverpool en Inglaterra, movilizados por John Lennon y Paul Mcartney, pero ya con su actual nombre, sus integrantes empezaron a ingresar a la historia de los fenómenos sociales. Desde Hannover, en pocos meses, su primer disco simple editado Love me do,  estuvo al tope de ventas en Europa. Brian Epsatein, su promotor y las agencias de medios tuvieron mucho que ver con el fenómeno. Dos años más tarde, en 1964 sus éxitos se escucharon en casi todo el mundo, su presentación en Nueva York reunió a 55,000 espectadores y su presentación televisiva en el Ed Sullivan Show a 73 millones de televidentes. En 1965 filmaron su primera película "A Hard´s Day Night”. Un negocio millonario comenzó a moverse, anticipando en pocos años la difusión de las mega promociones y la venta de productos culturales apoyados en los medios masivos de comunicación, el fenómeno de la "Beatlemanía" fue el primer paso.

Una crónica relata: "Un día de verano de 1956, en un programa televisivo dedicado a Tommy y Jimmy Dorsey, apareció un joven insolente y de modales poco educados. Señoras y señores -dijo-, les voy a cantar una canción, una bonita canción, que cuenta una bonita historia. Una historia llena de sentimiento y de significado. Y tras algunos violentos acordes de guitarra eléctrica, con ritmo de boogie, empezó: "Awapboppaloobop-alop-boppaloobop ¡Tutti frutti! ¡All rootie! ¡Tutti frutti! ¡All rootie! ¡uuuuuu ...!”

Aquel curioso y joven era un chico de la calle, del sur, las botas de motorciclista, la chaqueta callejera, era Elvis Presley. El  durable rock había nacido.

De España disfrutamos las voces y actuación tiernas de Marisol, Pablito Calvo (Marcelino pan y vino) y Joselito.

En Latinoamérica hicieron época los ritmos bailables, el Cha-Cha-Chá y el Mambo, con Dámaso Pérez Prado.  Mona Bell y su éxito El telegrama, Lucho Gatica, Gloria Lasso, Los cuatro ases y Los cinco latinos, estos cantando, de Paul Anka: TÚ ERES PARA MÍ. Tú eres para mí,/ destino de mi amor,/ y siempre fiel a ti,/ mi corazón latió./ Destino que nació,/ de un sueño sin igual,/ destino que marcó,/ un rumbo sin final. ...

Toda esa masa interpretativa y de  inspiración, acompañada de Ginebra o Ron, en cuba libre y unos cigarros Raleigh con filtro.

IV. LITERATURA, CIENCIAS Y TÉCNICA ESPACIAL

En la Literatura, continuaron produciendo e influyendo Albert Camus, Jean Paul Sartre, Ernest Hemingway y  William Faulkner. Surgieron la poesía y novela sociales. La fuente informativa más bonita y popular en la juventud escolar y naciente clase media fue la Revista Life en español.

En las ciencias y  técnica, la década  ha sido caracterizada como la del frágil y sin peso, etéreo, inanimado y económico plástico, en contraste con el duro y caro acero. Se generalizaron popularmente la olla de presión, los cigarros con filtro, los libros de bolsillo, el bolígrafo o la que llamábamos " pluma atómica ”, la grabadora de carrete abierto, la lavadora de trastes, la licuadora de alimentos, la plancha eléctrica en substitución de la de vapor y brasas y el femenino e higiénico  tampax. El televisor Telefunken, aparato mágico que llenó muchos rincones, fue uno de los signos que caracterizó ese tiempo, equidistante entre 1900 y el 2000.

La sorpresa científica, sin embargo, sobrevino un buen día de verano, el 4 de octubre  de 1957, el Año Geofísico Internacional, al enterarnos de que la Unión Soviética acababa de tomar la iniciativa y lanzar al espacio un satélite artificial,  el Sputnik, creado por Leonid Sedov, llamado también cometa Krushev, esfera de metal de 58 cm y 83 kg de peso que giraba en una órbita en torno a la tierra, a unos 900 km de altura y a 29,000 km. por hora y que daba una vuelta a nuestro planeta cada hora y 36 minutos. Contenía baterías y un trasmisor de radio ajustado para 20 y 40 megaciclos. El 4 de noviembre, Life escribió: "En todo el mundo los receptores de radio captaron recientemente un ronco, intermitente y fantasmagórico sonido parecido al chirrido de un grillo resfriado. ...”  Poco después pusieron a las perras Laika y Otvagnaya y a la coneja Zvezovtchka en órbita - dentro de su campaña contra el "materialismo sin entrañas” que sacrificaba animales en aras de la megalomanía tecnológica-, objetos capaces, incluso, de aterrizar. Comenzaba, así, la carrera de satélites junto con la armamentista. Al finalizar la década, los rusos, tras un intento fallido, alcanzaron la luna, su luna,  con el Lunik 2, satélite humano que golpeó fuerte en la cara del satélite astral. El cronista dijo: "La lejana duna de los sueños, el punto de referencia de lo inalcanzable para la mano humana, se convirtió en un segundo cadáver embalsamado, como las blancas momias desenterradas por Champollión. ...”

El Presidente Eisenhower, tras el lanzamiento y húmedo aún por el jarro de agua fría para su occidente que había subestimado la tecnología soviética, dijo: "Aclaremos que yo no soy un hombre de ciencia ... Los rusos tal vez han ganado una ventaja política con su satélite espacial, pero el aparato que lanzarán los EEUU, si tiene  éxito, suministrará mucha más información de la que puede suministrar el ruso”.
 
Sputnik

En octubre de 1959 los científicos soviéticos anuncian que podrán enviar a un hombre al espacio exterior - que se produjo hasta 1961, con el astronauta G. Mikhailov -. Por su parte, desde su lógica bélica, ante el temor de los proyectiles de alcance medio, pues los tres primeros sputniks tuvieron como base un proyectil balístico intercontinental que al  parecer había sido ideado para llevar cabezas atómicas más pesadas y compactas, en 1955 el ejército norteamericano instaló un radar de largo alcance en el pueblito turco de Diyabakir, junto a la frontera soviética, para detectar todos los disparos que los rusos efectuaban desde el polígono de pruebas de Kasputin Yar, cerca del mar Caspio. Pero además, dieron nacimiento a los bombarderos B-47 y B-52, con capacidad para transportar bombas H, cuatro veces más pesadas y mil veces más destructivas que las atómicas; y  en 1957, al proyectil Atlas. Al poco tiempo, Krushev visitó la Casa Blanca y obsequió a Eisenhower un modelo reducido de la sonda lunar Lunik III.

VI. LA NAVE VOSTOK 1. "El mayor acontecimiento de la historia del mundo”.

El 12 de abril de 2018 se cumplieron 88 años de que el cosmonauta soviético Yuri Gagarin realizó el primer vuelo humano en el espacio, a bordo de la nave Vostok 1, dando una vuelta alrededor de la Tierra en una hora 48 minutos, a una altura de entre 181 y 327 kilómetros.

Desde varios días antes, los rumores arreciaban en la capital soviética sobre la inminencia del lanzamiento. Su anuncio, hecho por la agencia Tass y difundido una hora después, provocó enorme entusiasmo en el mundo.

En la Unión Soviética el trabajo se interrumpió para escuchar la radio y, en Moscú, una multitud cada vez más densa fue invadiendo la Plaza Roja y las calles adyacentes. Los moscovitas no habían asistido nunca a tal delirio colectivo. En un hecho sin precedentes, Pravda, principal diario soviético, sacó una edición especial: en primera plana, un gran titular anunciaba "el mayor acontecimiento de la historia del mundo”.

El presidente de EU, John Kennedy, saludó "el logro científico impresionante” de los científicos e ingenieros soviéticos.

Después del lanzamiento, el 4 de octubre de 1957, EU era batido una vez más en la carrera espacial. Su primer astronauta hizo sólo "salto de pulga” de 15 minutos, el 5 de mayo siguiente, y hubo que esperar el 20 de febrero de 1962 para que un estadunidense, John Glenn, efectuara el primer vuelo orbital (tres vueltas) alrededor de la Tierra.

A mediados de 1959 un decreto definió los criterios de selección de los cosmonautas, serían electos de entre los pilotos de la fuerza aérea. Entre 3 mil candidatos, 20 fueron escogidos para una "misión especial”. Finalmente, seis de ellos formaron el núcleo de los preparados para volar. Estos asistieron el 25 de marzo de 1961 a un experimento en la base de Baikonur, un "ensayo general”: el lanzamiento de una nave Vostok que llevaba a bordo a una perra y a un maniquí llamado "Iván Ivanovich”. El vuelo fue un éxito, como Ml precedente, realizado el 9 de marzo. El 3 de abril de 1961 se tomó la decisión de enviar un hombre al espacio. Menos de tres semanas antes del vuelo de Gagarin, uno de los seis elegidos, Valentin Bondarenko, murió durante un entrenamiento a raíz de un incendio en una cámara barométrica.

Gagarin, como los otros, tenía nervios sólidos. Antes de partir, inspirado en la lectura de Los tres mosqueteros, dijo a sus colegas: "todos para uno y uno para todos". Y, en el momento del lanzamiento se le oyó decir lo que cualquier ruso dice antes de emprender un viaje: "Poiejali" (en marcha). Con ese viaje logró la gloria. Durante los numerosos viajes que hizo después al extranjero fue recibido por estadistas y reyes, y aplaudido por millones de personas. Murió el 27 de marzo de 1968 en un accidente de avión.

Al poeta Boris Pasternak se le concede el Premio Nobel de Literatura.

VII. FIN La Historia no se escribe sola, la escrituran personajes de carne y hueso que asumen decisiones morales que trascienden a su existencia biológica.  

PARTE PRIMERA:

http://www.contactox.net/vernoticias.php?artid=22333&cat=235


Comentarios de nuestros lectores:



Enva tus comentarios