LA CONFEDERACIÓN DE TRABAJADORES DE SONORA





El día 25 de mayo de 1937, nuestra ciudad fue testigo de una gran afluencia de obreros y campesinos de todo el Estado que llegaban en tren, en camiones y aun en carros de tracción animal; estos últimos provenían de los lugares aledaños a Hermosillo.

Por Gilberto Escobosa Gámez
Fecha de publicacin: 2018-06-14 00:00:00

Esta nota pertenece a la categoria: Historia



Por Gilberto Escobosa Gámez

De su libro titulado "HERMOSILLO EN MI MEMORIA”

    El día 25 de mayo de 1937, nuestra ciudad fue testigo de una gran afluencia de obreros y campesinos de todo el Estado que llegaban en tren, en camiones y aun en carros de tracción animal; estos últimos provenían de los lugares aledaños a Hermosillo. Como la ciudadanía ya estaba enterada del motivo de la presencia de tantas personas, hombres y mujeres, no preguntaba a qué se debía esto, únicamente se admiraba de ver tantos forasteros en las quietas calles y plazas de ese tiempo.

    La prensa había venido informando que en la fecha arriba señalada tendría lugar en esta ciudad un congreso obrero-campesino del Estado de Sonora; además previamente se había alquilado el viejo edificio del Teatro Noriega, que también se sabía y fue justamente allí donde se reunió aquella muchedumbre un poco antes de las diecisiete horas que era el momento en que daría principio la reunión oficial.
    
    Al dar comienzo las labores de la sesión, se pasó lista de asistencia y se vio que había representaciones de toda la entidad. Esto lo hizo constar el Sr. Licenciado don Rafael Navarrete, Notario Público, asistido por los testigos instrumentales don Roberto B. Macalpin y don Carlos B. Balderrama, y se asentó en el acta correspondiente que "son mexicanos mayores de edad, casados, empleados, vecinos de esta población y sin tacha legal” –y luego añade el mencionado notario-: "Me constituí a solicitud del señor Alejandro A. Vidal, (en) presidente del CONGRESO OBRERO CAMPESINO DEL ESTADO DE SONORA, en el Teatro Noriega de esta ciudad, ubicado en la Avenida Álvaro Obregón sin número y doy fe de que se encuentra reunido en sesión plenaria el mencionado Congreso, con la asistencia de las siguientes DELEGACIONES...”
    
    Las representaciones de Hermosillo fueron las más numerosas, con la asistencia de los siguientes ciudadanos: Arnulfo Peralta, Jesús Madrid, Guillermo Hernández, Buenaventura Mancilla, Carlos Puebla, Carlos T. Bernal, Alberto F. Maldonado, Elvira Quirós, Ramona Preciado, Francisca Córdova, Francisco Santa Cruz, Carlos Rountre C., Gonzalo Avilés, Francisco Alvarez, Alfonso Cossio, Florencio Arriola, Jesús J. Esquer, Ramón Barreras, Manuel R. Morales, Miguel G. Norzagaray, Esther Miranda, Lilia Córdova, Elvira Bustamante, Alejandro Montero, Ernesto Castillo, J. Jesús Gil, Salvador Rodríguez, Luis R. Medina, Francisco Gastélum, Roberto M. Hernández, Arturo H. Vidal, Francisco M. Arceo, Manuel Valdez, José R. Fabrett, Gerardo Sotelo, Rafael Fava, Ramón Valenzuela, Tiburcio R. Saucedo, Antonio C. Dueñas, Alejandro A. Vidal, Gustavo Vencis. Eduardo R. Solorio, Heriberto Mezquita, Alfredo Luna, Rodolfo Herrera, Fidel Vega, Enrique Valenzuela, Agustín Huerta, Maximiliano González, Justo R. Iribe, Manuel Morales, Ramón Lucero y Francisco R. Gastélum.

    En el año 1937 todavía Villa de Seris no correspondía al Municipio de Hermosillo; por ello aparecen en el Acta Constitutiva los representantes de ese lugar por separado de los de la Capital del Estado, siendo ellos Pedro L. Huerta, Ángel Arleche y Gíver Payón.

    El Congreso de referencia acordó, previa convocatoria que varios días antes se había dado a conocer, constituir la Confederación de Trabajadores de Sonora. Enseguida se procedió a nombrar el Comité Ejecutivo, quedando integrado en la siguiente forma; SECRETARIO GENERAL: Alberto F. Maldonado, Delegado por Hermosillo; SECRETARIO DEL INTERIOR: José María Arana, Delegado por Nogales; SECRETARIO DE  ACTAS Y ACUERDOS: Adrián Nogales, Delegado por Arizpe; SECRETARIO TESORERO: Felizardo López, Delegado por Navojoa; SECRETARIO DE ORGANIZACIÓN Y ESTADÍSTICA: Luis Romo, Delegado por Ures; SECRETARIO DE PRENSA Y PROPAGANDA: Rafael Mazón, Delegado por Caborca; SECRETARIO DE EDUCACIÓN, CULTURA E INCORPORACIÓN INDÍGENA: Jesús Valencia, Delegado por Moctezuma; SECRETARIO DE SALUBRIDAD Y ACCIÓN SOCIAL: Ernesto Coronado, Delegado por Sahuaripa.

    Según pensaron muchos sonorenses de aquel tiempo, la Confederación de Trabajadores de Sonora (C.T.S.) era una idea del general Román Yocupicio, Gobernador del Estado, para contrarrestar la fuerza  política que estaba alcanzando en la entidad la Confederación de Trabajadores de México (C.T.M.), como así sucedió. Posteriormente fue notable el poder que alcanzaron los líderes de la C.T.S., figurando muchos de ellos como diputados locales y presidentes municipales.

    El primer presidente del Comité Ejecutivo, Alberto (el Cabito) F. Maldonado, fue un líder de mucha energía, honrado e idealista, quien ocupó puestos públicos importantes del Gobierno del Estado, distinguiéndose por su trato cordial para toda la ciudadanía. Y es cierto que murió pobre, pero no olvidado por los trabajadores.


@(Copyright) Claudio Escobosa Serrano, Todos los derechos reservados

Suscríbete gratis a nuestro Boletín Diario de Contactox.Net aquí:
 
http://contactox.us9.list-manage.com/subscribe?u=fda71be60edabc2c2f4642ba0&id=df7a224186


http://www.contactox.net/

FACEBOOK DE GILBERTO ESCOBOSA:

https://www.facebook.com/GilbertoEscobosaGamez?ref=hl

TWITTER DE GILBERTO ESCOBOSA GÁMEZ:

@GilberEscobosa
https://twitter.com/GilberEscobosa

Comentarios de nuestros lectores:



Enva tus comentarios