ECLIPSE DEL POTENCIAL HUMANISTA





Independientemente de la dinámica electoral que invade los noticieros televisivos y de radio, así como las redes sociales, no podemos dejar pasar por alto la golpiza que le propinaron en días pasados, vecinos indignados de esta localidad de Hermosillo, a un joven que sorprendieron robando en sus domicilios

Por Olga Armida Grijalva Otero
Fecha de publicacin: 2018-05-07 00:00:00

Esta nota pertenece a la categoria: Opinión y Sociedad

 
 
 


Por Olga Armida Grijalva Otero

Independientemente de la dinámica electoral que invade los noticieros televisivos y de radio, así como las redes sociales, no podemos dejar pasar por alto la golpiza que le propinaron en días pasados, vecinos indignados de esta localidad de Hermosillo, a un joven que sorprendieron robando en sus domicilios

Si bien la polémica al respecto la dieron las redes sociales, no así los medios tradicionales: prensa, radio y televisión, estos más ocupados en el primer debate con los candidatos a la presidencia de la república.

La polémica en las redes sociales se dio en términos de quienes estaban de acuerdo con tal golpiza, argumentando el hartazgo hacia la delincuencia desenfrenada que se ha dejado sentir en todo el estado, expresando su pleno derecho de defender su propiedad ante la inoperancia de la autoridad competente. Otros, sin justificar el robo, estaban en desacuerdo por la brutalidad de los golpes y sin el más mínimo respeto a la dignidad humana.

Hasta ahí los argumentos del momento, paso una semana y ni quien se acuerde de este acontecimiento, como normalmente sucede. ¿Sera suficiente esgrimir el derecho que se abrogan los afectados del robo, o la compasión expresados por otros?

Creemos que no debemos quedarnos en el análisis superficial, sino adéntranos a conocer las causas que motivan estas conductas, que han llevado a la descomposición de la sociedad actual, tanto en el ámbito mundial, nacional y local.

Es la crisis moral que estamos viviendo y que trastoca a todos los estamentos de la sociedad misma.

Gobiernos van, gobiernos vienen, tanto en el ámbito federal, local y municipal independiente de las siglas partidistas de que se trate, no han implementado políticas públicas que impulsen un cambio de mentalidad, usos, hábitos, valores, es decir, formar una concepción sociocultural más allá del mercado, mismo que, le ha ido arrebatando al hombre su propia humanidad.

Si bien la historia de la humanidad nos ha demostrado, que, en el seno de esta, han operado fuerzas, una que puede destruirnos y otra que puede salvarnos, que no podemos reprimir ninguna de ellas, ni la locura ni la sabiduría, ni la luz ni la obscuridad, sino aprender a compaginar estas dos fuerzas, tal como las encontramos en la Biblia, cuando Jesús dice a sus discípulos. >

Este pasaje de la Biblia nos enseña a discernir que es cizaña y que es trigo, y potenciar la fuerza de este, para no permitir que aquella gane la partida y predomine en los campos.

En el entorno actual la cizaña es el mercado en su expresión de capitalismo salvaje, como lo afirma George Soros, en su obra La crisis del capitalismo: Si acudes al mercado en busca de compasión, solidaridad, amor, amistad…te has equivocado de dirección. Lo que hay en el mercado es una guerra de todos contra todos, en la que unos pretenden destruir al otro en competición despiadada.

El capitalismo salvaje ha potenciado su fuerza al gado tal que ha eclipsado el potencial de las humanidades en la formación de los ciudadanos, muestra de ello, los niños del DIF Sonora que fueron puestos en el escaparate del mercado, para precisamente ser vendidos como objetos, o los casos más recientes en dos estados de la república, de extraerles a jóvenes madres de su vientre a bebes sin terminar aun su gestación. ¿Para ser vendidos como mercancía altamente cotizada?

¿Qué podemos hacer ante la deshumanización a que nos ha llevado el capitalismo salvaje? Actuar, si actuar en relación a la positividad, a la dimensión de orden, de paz, de , porque tal dimensión es capaz de integrar, limitar y sanar la otra, hecha de ira, de violencia, de exclusión, de egoísmo. Si no corremos el riesgo de que el capitalismo salvaje gane la partida, aniquile lo poco de humanidad que aún queda del humano

¿Qué habrá en la biografía del joven golpeado y en la biografía de los golpeadores?

Hermosillo, Sonora mayo 2018

Comentarios de nuestros lectores:



Enva tus comentarios