EL DESPRECIO POR LA UNISON





Uno esperaría que, dado que Claudia Pavlovich hizo su carrera universitaria en nuestra querida Alma Mater, se verían buenos tiempos en las condiciones de trabajo de quienes integramos la planta laboral de tan importante institución,

Por Isabel Dorado Auz
Fecha de publicacin: 2018-04-16 00:00:00

Esta nota pertenece a la categoria: Politica



Isabel Dorado Auz

Uno esperaría que, dado que Claudia Pavlovich hizo su carrera universitaria en nuestra querida Alma Mater, se verían buenos tiempos en las condiciones de trabajo de quienes integramos la planta laboral de tan importante institución, Sin embargo, los números no mienten y nos quieren aplicar un 3.4% de aumento salarial a pesar de que en el contexto nacional los incrementos superan el 4.7%.

El 36.7% de las empresas indican que el porcentaje de incremento en sus sueldos para el 2018 será el mismo para todos los niveles jerárquicos, el cual en promedio será del 5.3%, el restante 63.3% será distinto para cada nivel jerárquico, dependiendo de los siguientes factores: inflación, desempeño, antigüedad y/u otro, según una encuesta realizada por SH de México, http://www.shdemexico.com/estudio-de-tendencias-salariales-2018. Por otra parte, la consultora Aon prevé que el alza promedio en el sueldo sería de 4.9%, en virtud de que 2017 ha sido un año complicado para los trabajadores, luego del gasolinazo desde enero y la fuerte depreciación del peso frente al dólar, según  lo revela el periódico El Financiero. Según la Dirección General de Investigación y Estadísticas del Trabajo, con información de la JFCA, Unidad de Funcionarios Conciliadores, empresas y sindicatos, el aumento salarial fue de 4.7, 5,5 y 5.4 para los meses de enero, febrero y marzo de 2018, respectivamente.

Cabe entonces preguntar, ¿a qué se debe ese desprecio, expresado a través de las negociaciones que no avanzan en ningún sentido? Si empezamos por lo más elemental, el respecto a lo pactado en anteriores revisiones, observaremos que es recurrente la violación de varias cláusulas del Contrato Colectivo vigente. Esto es, no se honra lo Pactado y, en consecuencia, no hay certeza de que tenga validez lo que se pretende firmar en la presente revisión. ¿Hasta cuándo tendremos políticos que entiendan el hartazgo que se vive al interior del campus universitario? Es posible que en la presente revisión tanto STAUS como STEUS se vean obligados a estallar la Huelga, pero no se ve en "los políticos” preocupación alguna por la eminencia de este acontecimiento.

Si las bases logran rebasar a sus dirigentes, nos estaremos metiendo en un grave problema todos los actores involucrados, principalmente quien dice gobernar el estado de Sonora. Los trabajadores académicos no tenemos mucho que perder, dado que es prácticamente NADA lo que se está ofreciendo. Sin embargo, tendremos que ser muy eficientes en la autoorganización de la Huelga en caso de que las bases nos pidan enfrentar con DIGNIDAD la presente revisión salarial. Es indignante, por ejemplo, que nos quieran vender como un logro la construcción de más elevadores y no se vea este ofrecimiento como un mal presagio de que la "autoridad” no está dispuesta a darle celeridad a la Jubilación de varios académicos que han solicitado voluntariamente que se les otorgue ese DERECHO.

Este lunes 16 de abril será clave, ya que se determinará el estallamiento o no de la HUELGA. Sabremos realmente cuál es el sentir universitario al respecto. Sabremos si logran imponer, una vez más, su desprecio por la Unison o revivirá el verdadero espíritu universitario.


Comentarios de nuestros lectores:



Enva tus comentarios