CUANDO LLEGUE LA TERCERA GUERRA MUNDIAL





Una vez concluidos los próximos comicios electorales en nuestro México victorioso, no me queda más que enfrentar la realidad del mundo, por eso, cuando llegue la tercera guerra mundial quiero estar en Navojoa, resguardado de las bombas atómicas y de las horripilantes...

Por Rafael Alberto Páez Castelo
Fecha de publicacin: 2018-03-07 00:00:00

Esta nota pertenece a la categoria: Opinión y Sociedad



Rafael Alberto Páez Castelo

Una vez concluidos los próximos comicios electorales en nuestro México victorioso, no me queda más que enfrentar la realidad del mundo, por eso, cuando llegue la tercera guerra mundial quiero estar en Navojoa, resguardado de las bombas atómicas y de las horripilantes masacres humanas.

Cuando llegue la tercera mundial estaré con mis hijos en la zona deportiva dándole vueltas al óvalo de atletismo, jugando al futbol y bateando rolitas en el triángulo de juego, mientras los bombardeos asiáticos aparezcan en la televisión como aguinaldo de juguetería.

Cuando llegue la tercera guerra mundial caminaré de la mano con mi esposa por la plaza 5 de mayo y compraremos un cono de nieve en La Michoacana, mientras Estados Unidos e Israel acaban con Irán y sus malévolas peripecias nucleares.

Cuando llegue la tercera guerra mundial estaré trabajando en una escuela de la región del mayo, mientras Siria y casi todo medio oriente se desvanecen ante los rumores de un nuevo orden mundial.

Cuando llegue la tercera guerra mundial estaré haciendo el examen de evaluación universal en el Centro de Maestros de Huatabampo, mientras los illimunati llevan a cabo su macabro programa para acabar con el 90% de la población mundial.

Cuando llegue la tercera guerra mundial estaré provocando aprendizaje basado en competencias en todos mis alumnos, mientras se suspende el examen del PISA porque la OCDE va a andar ocupada en salvaguardar a los bancos y las bolsas mundiales por causa del momentáneo desequilibrio de la sociedad líquida global.

Cuando llegue la tercera guerra mundial el nuevo presidente de México nos estará cumpliendo todos los compromisos, nos estará desapareciendo toda la corrupción, nos mostrará su diferencia y su cultura ecológica, mientras la nación se somete a los Estados Unidos y la ONU convoca a un nuevo tratado internacional para la reconstrucción de occidente.

Cuando llegue la tercera guerra mundial, estaré aplaudiendo a los medallistas mexicanos en Londres y estaré viendo como desparece el estadio olímpico de repente.

Cuando llegue la tercera guerra mundial, iré con el movimiento pacifista #Yo soy sobreviviente de la tercera, a recorrer triunfalmente las calles de la colonia Tierra Blanca.

Así será. Aunque… cuando llegue la tercera guerra mundial, no podré asistir a mi cita con el psiquiatra porque el humito de las bombas no permitirá que avancen los carros en Sonora.

Sin embargo, cuando llegue la tercera guerra mundial, cuando llegue la tercera guerra mundial, cuando llegue… recordaré el valor de ser un simple y valioso ser humano y abrigaré en mi mente y en mi corazón el deseo y la acción de servir y de ayudar a la gente.

Tal vez entonces entenderé por fin que cada ser sobre la tierra es creación y presencia de Dios y que cada uno de nosotros somos en esencia fe, amor con naturaleza divina y que le representamos, sea cual fuere nuestra condición. Que todos tenemos derecho a ser respetados y tomados en cuenta en las decisiones mayores del edificio universal.

Cuando llegue la tercera guerra mundial buscaré que esa guerra se de en mi corazón, en mi alma, en mi espíritu y que sea el principio de una nueva etapa en mi vida, una etapa en la que se acabe la soberbia, el ego, la vanidad, la envidia, la pereza y que entonces me ponga a trabajar diariamente en la búsqueda de la felicidad de cada persona que exista en mi circunstancia, empezando conmigo.

Cuando llegue la tercera guerra mundial aceptaré cada uno de mis errores y volveré a empezar, sin resentimientos, sin temores, sin culpas, sin conmiseraciones, sin mentiras, sin autoengaños, sin tristeza. Pediré perdón, perdonaré y me perdonaré a mí mismo. La otra vida se levantará con honor, con belleza y candor, con honestidad y humildad, con fuerza de voluntad y con todo el universo armonioso puesto en las sublimes manos del Creador.

Cuando llegue la tercera guerra mundial apoyaré a cada ser sobre la faz de la tierra y le demostraré mi afecto más allá del mundano interés o de la falsa estima. Daré la bienvenida a la generación de Acuario y sonreiré a cada momento, me gozaré de la vida terrenal y celestial, me sumergiré en el espíritu de la reconciliación y cantaré a Dios sus alabanzas.

Cuando llegue la tercera… entenderé el propósito de mi vida, sabré para qué estoy aquí y daré gracias a Jah por esta oportunidad de luchar de nuevo y de crear un cielo nuevo y una tierra nueva en lo más profundo de mi esencia humana y divina.

Cuando llegue la tercera guerra mundial, me daré cuenta de que ya hace tiempo que está aquí conmigo y seré un vencedor junto contigo, hermano mío.

Busca tu tercera guerra… está dentro de ti.

Comentarios de nuestros lectores:



Enva tus comentarios