UN PATO ANTITERRORISTA





Al Pato de Lucas le he seguido la pista desde que fue parte de la sub 17 que se incorpor贸 al equipo de Eduardo Bours, cuando juntos desgobernaron al estado de Sonora. Le recuerdo muchas facetas, pero honestamente no la de antiterrorista.

Por Isabel Dorado Auz
Fecha de publicaci髇: 2018-02-26 00:00:00

Esta nota pertenece a la categoria: Politica



Isabel Dorado Auz

Al Pato de Lucas le he seguido la pista desde que fue parte de la sub 17 que se incorpor贸 al equipo de Eduardo Bours, cuando juntos desgobernaron al estado de Sonora. Le recuerdo muchas facetas, pero honestamente no la de antiterrorista.

Recuerdo, por ejemplo, aquel vergonzoso episodio ocurrido en el 2008, cuando fung铆a聽 como presidente del PRI SONORA y muy sol铆cito acudi贸 al juzgado tercero penal contiguo al CERESO y logr贸, a eso de las 22:00 horas, que el juzgado se abriera para que un juez, viniera a su fuente de trabajo en ese horario y elaborara los acuerdos y los autos necesarios para que Adriana Gonz谩lez, quien fue encarcelada por oponerse a la destrucci贸n del Parque de Villa de Seris, pudiera salir libre ya que el Pato pag贸 la fianza que se resist铆a a cubrir la procesada y casi a empujones la pusieron en libertad.

Del 2006 al 2008 hab铆a sido secretario de seguridad p煤blica, durante ese periodo se present贸 una detonaci贸n de granadas en las instalaciones del peri贸dico Cambio-Sonora, el cual finalmente cerrar铆a sus ediciones; en mayo de 2007 ocurrir铆a una masacre por rumbos de Arizpe donde el saldo final fue de 22 muertos. Desde entonces, la inseguridad lleg贸 para quedarse en Sonora.

De su paso por Pro M茅xico, justo cuando arrib贸 al poder pol铆tico Pe帽a Nieto, Eduardo Torreblanca, columnista de El Financiero, dir铆a: "Cierto o no, lo evidente es que el Pato Lucas no est谩 m谩s en un puesto clave de la promoci贸n econ贸mica nacional y que ning煤n "animal pol铆tico鈥 como el nacido en Magdalena de Quino (sic) habr铆a de aceptar un puesto para luego renunciar a 茅l por "proyectos personales" que presumiblemente estar铆an ligados a su partido en su estado鈥. Claramente, dir铆a el columnista, no s贸lo no era su vocaci贸n la promoci贸n externa de M茅xico, sino que adem谩s se dio el lujo de dejar esperando en antesala, mucho m谩s de lo prudente, a un director de prominente marca automotriz de 2 letras en M茅xico.

Que les puedo decir, mis estimados lectores, del paso del Pato por rumbos de la Secretar铆a de Educaci贸n y Cultura, a la que casi convert铆a en la Secretar铆a de Promoci贸n Deportiva, Michael Jordan incluido. Podr铆a aplic谩rsele quiz谩 el dicho de que "el que nada sabe nada teme鈥, pero creo que no lo entender铆an las 5 decenas de profesores que han sido despojados de su fuente de trabajo por negarse a validar la mal llamada Reforma Educativa. Incluso, me pregunto, qu茅 cartas credenciales le presentar铆a el Pato de Lucas, en caso de llegar a la alcald铆a, al que, seg煤n las encuestas, ser谩 el pr贸ximo presidente de M茅xico, Andr茅s Manuel L贸pez Obrador, quien ha repetido una y mil veces que la Reforma Educativa ser谩 lo primero que echar谩 abajo.

Pero qu茅 tiene que ver todo lo anterior con el pato antiterrorista, tal y como se titula mi colaboraci贸n. Pues para sorpresa m铆a, el personaje en cuesti贸n tuvo como invitado nada m谩s y nada menos que a John Pistole, Juan Pistolas, dir铆an los columnistas locales. Pistole fue quien dirigi贸 el programa antiterrorista despu茅s de los atentados de septiembre de 2001, en la administraci贸n de George Bush hijo. Durante el gobierno de Barack Obama, Pistole asumi贸 la jefatura de la agencia de seguridad en los transportes implementando una serie de medidas extremas para evitar posibles actos terroristas. Estas medidas provocaron una serie de protestas tras numerosas quejas, entre las que se inclu铆an el retiro de una pr贸tesis mamaria a un mujer "sospechosa" o la de un sobreviviente de c谩ncer de vejiga, a quien le pincharon la bolsa de su orina, como medida de precauci贸n, por si ocultaba "algo" ilegal.

Me sorprende la audacia del Pato de Lucas, pero m谩s me sorprender铆a que los hermosillenses lo convirtieran en alcalde a pesar de no haber dado resultados en todos los puestos que ha ocupado. Hoy en d铆a, por ejemplo, los polic铆as locales tienen permiso para matar y lo han venido ejerciendo, principalmente en contra de los "macheteros鈥, imag铆nense lo que ocurrir谩 con los consejos del zar antiterrorista.

Comentarios de nuestros lectores:



Env韆 tus comentarios