PRIMER TIEMPO DE TRUMP





Como en un partido de basketball, el Presidente de los Estados Unidos, cuya administración durará 4 años o cuatro tiempos, en esta semana concluyo su primer año de gestión, su primer tiempo vanagloriándose de un éxito económico en materia de crecimiento y generación de empleos.

Por Luis A. Galaz T.
Fecha de publicacin: 2018-02-24 00:00:00

Esta nota pertenece a la categoria: Politica



VISIÓN ECONÓMICA
 

Luis A. Galaz

Como en un partido de basketball, el Presidente de los Estados Unidos, cuya administración durará 4 años o cuatro tiempos, en esta semana concluyo su primer año de gestión, su primer tiempo vanagloriándose de un éxito económico en materia de crecimiento y generación de empleos.

Pero sólido crecimiento de la economía estadounidense no se debe a la gestión de su Presidente, sino al sorprendente dinamismo de la economía mundial mayor al tres por ciento, que naturalmente es encabezada por la mayor economía del mundo; y que en tal virtud está generando una mayor creación de puestos de trabajo.

Ahora bien aparte de ciertos éxitos parciales, la celebración del primer cuarto tiempo o primer año de gobierno de Trump, se vio empañada por la paralización (shut down) del gobierno federal desde el mismo sábado 20 de enero, justo en su primer aniversario, además de manifestaciones en su contra en las principales ciudades de la Unión Americana por grupos de mujeres y afroamericanos, quienes lo siguen rechazando.  Así, su nivel de aceptación de 37 por ciento es el más bajo de todos los presidentes en su primer año.

Este primer año tampoco pudo cumplir sus promesas de expulsar 11 millones de indocumentados, salirse del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el TLCAN, eliminar el DACA y expulsar a 800 mil soñadores o dreamers, construir un nuevo muro adicional al ya existente, el que México debía pagar, entre otras amenazas y acciones que iba a tomar en contra de su socio y vecino del sur.

Por eso hace un año muchos esperaban lo peor, casi el fin del mundo. El dólar llegó a cotizarse en 22 pesos por uno, con expectativas de subir la paridad hasta los 25 pesos por dólar. Se temía una salida rápida y repentina del TLCAN, tal y como lo hizo con la abrupta salida del TPP o el acuerdo transpacífico.

Se anunciaba la deportación masiva de casi siete millones de indocumentados, y tercamente aseguraba que iba a construir un gran muro entre México y los USA, asegurando reiteradamente que él obligaría a México a pagar su carísima construcción de 26 mil millones de dólares.

Así que después de una inédita campaña electoral y de una caótica administración durante su primer año, las múltiples amenazas contra China, Korea del Norte, Europa, Africa, Latinoamérica, la ONU, la UNESCO, la OTAN, y casi contra todo el mundo no se han  cumplido; y, ya no tienen ningún impacto ni apoyo de la mayoría de los estadounidenses ni tampoco repercusiones en los mercados financieros.

La gente mejor educada e informada, los sectores económicos y productivos de los tres países de américa del norte, sabemos bien que en sus amenazas hay mucho de amarillismo, sensacionalismo y retórica, pero muy poco de realidad, verdad y factibilidad. Por ejemplo, recientemente su Jefe de Gabinete el General John Kelly ya declaró que México no pagaría la construcción del mentado muro;  y el mismo Presidente Trump ha declarado que flexibilizaría las negociaciones del TLCAN hasta que pasen las elecciones en ambos países … continuará…

-    Luis A. Galaz es Internacionalista. Maestro de Relaciones Mexico-USA en la UNISON.

lugallaz51@gmail.com

Comentarios de nuestros lectores:



Enva tus comentarios