CALLE HERMINIO CISCOMANI





Pionero de la Costa de Hermosillo y Empresario. Nació el 28 de agosto de 1902 en Zoppola, Provincia de Udine al norte de Italia, hijo de los señores Giovanni Ciscomani Luchini y Luigia Cecco. Sus hermanos fueron Tomás, Francisco y Giovana

Por Juan Antonio Ruibal Corella
Fecha de publicacin: 2018-02-02 00:00:00

Esta nota pertenece a la categoria: Politica



Por Juan Antonio Ruibal Corella

De su libro titulado "PERSONAJES DE LA CIUDAD. Nombres de algunas de las calles más representativas de Hermosillo”

(Colonia Pitic)

    Pionero de la Costa de Hermosillo y Empresario. Nació el 28 de agosto de 1902 en Zoppola, Provincia de Udine al norte de Italia, hijo de los señores Giovanni Ciscomani Luchini y Luigia Cecco. Sus hermanos fueron Tomás, Francisco y Giovana. El 28 de enero de 1920 a los 17 años de edad, llegó a Nueva York. Poco después se fue a San Francisco, donde se quedó trabajando por un lapso de 2 años y enviando dinero a su hermano Tomás para comprar tierras en Hermosillo.

    El 22 de noviembre de 1922, llegó a esta ciudad y abrió terrenos para agricultura en la Costa de Hermosillo. Compró tierra cercana y la abrió donde hoy es el campo "Fundador”. En esa época, la siembra era muy azarosa y rudimentaria con l agua del Río Sonora, para lo cual se hicieron tomas para llevar el líquido hacia los cultivos de frijol, trigo y maíz.

    En febrero de 1925, contrajo matrimonio con la señorita María Dolores Félix, originaria de Villa de Seris, de cuyo enlace nacieron Herminia de Ortiz, María Luisa de Bernal, Jorge, Olga de Gómez, Juan, Eduardo, Francisco, Irma de Hernández, María Dolores de Molina y Julián Gilberto.

    Desde muy joven, consideró fundamental la unión para crecer. El 20 de abril de 1933, fue miembro constituyente de la Asociación de Productores de Cereales de la Región Agrícola de Hermosillo, la primera institución de crédito agrícola que se tiene noticia en el país, al amparo de la Ley #120 para Asociaciones Agrícolas, expedida por el gobernador Rodolfo Elías Calles.

    Continuó trabajando afanosamente hasta 1944 y con motivo de la construcción de la Presa "Abelardo L. Rodríguez”, las aguas que descargaban al mar y pasaban por su tierra dejaron de irrigarla y como solución en compañía de otros agricultores propietarios decidieron perforar un pozo, llegando al acuerdo de dejar que la suerte decidiera donde se perforaría y quien fuese el elegido, los demás lo apoyarían con los gastos, los cuales se si encontraban agua, tendrían que ser cubiertos por el dueño del terreno.

    Y la suerte favoreció al personaje. Contrataron a un norteamericano de apellido Morgan para la perforación del pozo. La bomba y el motor fueron comprados a la casa Arnoldo Moreno F. con un crédito bancario; el 1º de diciembre de 1945, empezó a bombearse agua en la Costa de Hermosillo en volumen suficiente para regar superficies de 300 hectáreas y más. El pozo fue bautizado con el nombre de "Fundador”.

    Debido a la perforación de este pozo y a los que se abrieron después, detonó la agricultura en la Costa y la economía de Hermosillo, originando como consecuencia, la diversificación de cultivos y la apertura de múltiples negocios como la venta de maquinaria, fertilizantes, autos, plantas despepitadoras de algodón y notable movimiento en ferrocarriles de carga y en barcos.

    En buena medida, este relato es un reconocimiento a un esforzado grupo de inmigrantes pioneros italianos y yugoeslavos que se partieron el alma, amaron intensamente a Sonora, casaron y tuvieron hijos con mujeres sonorenses y aquí reposan sus restos. Entre los italianos tenemos a Valentín Cecco, Tomás Ciscomani, Miguel Fabris, Alberto Giottonini, Domingo Castelani, Carlos Baranzini, Carlos Forni, Pedro Prandini, Francisco Gelain y Pedro Alessi y entre los yugoeslavos, Juan Granich y Juan Salinovich.

    Volviendo a Don Herminio, fue una persona de recio carácter, pero de trato muy amable. Siempre le gustaban las cosas muy claras. Gozaba con la presencia de sus hijos y nietos cuantas veces fuera posible. Decía que para vivir tranquilo con uno mismo y con los demás, "jamás debías hacerle a otros lo que no quieres para ti”. De todos los inmigrantes italianos llegados en los años veinte a Hermosillo, fue el más joven.

    Ciscomani fue factor preponderante en el desarrollo comunitario, como consejero de numerosas empresas e instituciones entre ellas la Unión de Crédito Agrícola e Industrial Hermosillense, Banco de Comercio de Sonora, Distribuidora Agrícola del Noroeste y en el campo del servicio social el Instituto Kino.

    Por sus relevantes méritos como exaltador del trabajo de su país natal en el mundo, el entonces presidente de la República Italiana a través del Ministerio del Extranjero, le confirió la Cruz de Caballero al Mérito de la República el día de su onomástico, haciendo la entrega en forma solemne el Sr. Pompeo Guerrini, Cónsul de Italia.

    Don Herminio prosiguió en sus actividades agrícolas siempre con creciente éxito hasta el año de 1965, en que por recomendación médica se vio precisado a dejar la dirección de sus negocios en manos de sus hijos. Falleció en esta ciudad el 3 de mayo de 1973. El año de 1996, durante el trienio municipal del Ing. Gastón González Guerra, el Cabildo de Hermosillo acordó imponer su nombre a la entonces Avenida A de la Colonia Pitic.

--------------------------------------------------------------------

36.- Datos biográficos y fotografía proporcionados por su hijo, el Sr. Julián Gilberto Ciscomani Félix.

------

@(Copyright) Juan Antonio Ruibal Corella, Todos los derechos reservados

HASHTAG DE LA SERIE "PERSONAJES DE LA CIUDAD” donde encontrará todos los capítulos del libro:

Facebook:
https://www.facebook.com/hashtag/libropersonajesdelaciudad?source=feed_text&story_id=1178522585583188


Twitter:
https://twitter.com/hashtag/LIBROPERSONAJESDELACIUDAD?src=hash

    

Comentarios de nuestros lectores:



Enva tus comentarios