CALLE JOSÉ CARMELO





Maestro y Pensador. Nació en la Heróica ciudad de Caborca, el año de 1877, hijo de los señores Francisco Carmelo y Eloísa Rivera. Su abuelo Mariano Carmelo residente de Pitiquito, murió en Caborca en 1857, en la lucha contra la invasión filibustera

Por Juan Antonio Ruibal Corella
Fecha de publicacin: 2018-01-29 00:00:00

Esta nota pertenece a la categoria: Historia



Por Juan Antonio Ruibal Corella

De su libro titulado "PERSONAJES DE LA CIUDAD. Nombres de algunas de las calles más representativas de Hermosillo”

(Colonia Balderrama)

    Maestro y Pensador. Nació en la Heróica ciudad de Caborca, el año de 1877, hijo de los señores Francisco Carmelo y Eloísa Rivera. Su abuelo Mariano Carmelo residente de Pitiquito, murió en Caborca en 1857, en la lucha contra la invasión filibustera de Henry Alexander Crabb. A los 13 años de edad, el personaje ingresa al histórico Colegio Sonora.

    Terminada su instrucción Primaria Superior, inició su carrera como maestro prestando sus servicios en la capital del Estado. En esa misma época, fue comisionado por las autoridades de Educación a servir de Sinodal en las Escuelas Oficiales del puerto de Guaymas desempeñando su cometido como el mejor.

    Para 1897, se encuentra como maestro en Pitiquito y en 1899, contrajo matrimonio en dicha población con la señorita Dolores Carmelo Lizárraga. Alterna su trabajo de maestro con actividades públicas: miembro de la Junta de Sanidad de Pitiquito en 1897, para control de una epidemia de viruela, técnico en la aplicación de linfa vacunal, labor social que prestaba gratuitamente en su casa.

    Fue Presidente Municipal de Pitiquito en 1904-1905 y Secretario del mismo Ayuntamiento en varias ocasiones; en 1906, es nombrado Director de la Escuela Primaria de Varones en Cananea, Sonora, donde tiene oportunidad de manifestarse como un pensador revolucionario con gran contenido moral.

    Con motivo del movimiento huelguístico de los trabajadores de la mina en 1906, se identifica con este movimiento, principalmente con los precursores intelectuales, quienes a su vez encabezaron dicha huelga. Al ser encarcelado Esteban Baca Calderón, el maestro Carmelo le escribe una sentida carta de solidaridad, dando lugar al agradecimiento de aquél.

    De ideas socialistas radicales, este es uno de sus pensamientos: "Sin desconocer la necesidad imperativa de mejorar el estado cultural del pueblo, estableciendo en cada aldea, en cada ranchería y en cada uno de los rincones patrios más olvidados, un faro escolar que disipe la sombra de la ignorancia, consideramos que existe una necesidad más apremiante y angustiosa: la de mejorar las condiciones harto precarias de la vida material y económica del pueblo mexicano pues si bien es verdad que existe un 80% de analfabetas, también es cierto que no baja de un 90% el número de nuestros compatriotas que vegetan en chozas miserables…”

    Permaneció en Cananea algunos años y al triunfo de la Revolución, intervino en los convenios en "Ojo de Agua”, para que las fuerzas federales entregaran la plaza a las fuerzas revolucionarias. Regresa a Pitiquito y constituye en 1920 la Sociedad Cooperativa Mercantil, que trató de equilibrar el desarrollo económico del pueblo.

    El mismo año, vuelve a ser electo Presidente Municipal y Secretario del Ayuntamiento en varias ocasiones sin dejar sus labores docentes hasta el 22 de abril de 1927 en cuya fecha, después de 33 años de maestro, fue jubilado con una modesta pensión por el Gobierno del Estado.

    Se dice (sin comprobación) que en 1924, al ser electo Presidente de la República el General Plutarco Elías Calles, se dirigió al personaje invitándolo a que formara parte de su gabinete como Secretario de Educación Pública. El Prof. José Carmelo declinó la invitación agradeciendo tal deferencia y contestando al General Calles que no le serviría para el puesto, ya que no estaba dispuesto a renunciar a sus principios éticos y filosóficos.

    Inexplicablemente y tal vez por desavenencias políticas dado su radicalismo y anticlericalismo, se fue con su familia a radicar a Mexicali, Baja California, donde permanece hasta su muerte ocurrida el 18 de mayo de 1938, siendo sepultado en el Panteón Municipal de esa ciudad.


35.- Benjamín Lizárraga García, "Maestro Don José Carmelo Rivera” "Apuntes para la Historia de la Educación”, cit. Incluyendo fotografía.



@(Copyright) Juan Antonio Ruibal Corella, Todos los derechos reservados

HASHTAG DE LA SERIE "PERSONAJES DE LA CIUDAD” donde encontrará todos los capítulos del libro:

Facebook:
https://www.facebook.com/hashtag/libropersonajesdelaciudad?source=feed_text&story_id=1178522585583188


Twitter:
https://twitter.com/hashtag/LIBROPERSONAJESDELACIUDAD?src=hash

Comentarios de nuestros lectores:



Enva tus comentarios