CALLE ESTEBAN BACA CALDERÓN





Precursor y Revolucionario. Nació el 6 de mayo de 1876 en Acuitapilco, Nayarit, hijo de los señores Jesús Baca y Stefana Ojeda. Hay muy pocos datos biográficos de su niñez y juventud. Sólo se sabe que de joven trabajó como ayudante del maestro Emilio Bravo

Por Juan Antonio Ruibal Corella
Fecha de publicación: 2017-11-10 00:00:00

Esta nota pertenece a la categoria: Historia



(Colonia San Benito)

De su libro titulado "PERSONAJES DE LA CIUDAD. Nombres de algunas de las calles más representativas de Hermosillo”

    Precursor y Revolucionario. Nació el 6 de mayo de 1876 en Acuitapilco, Nayarit, hijo de los señores Jesús Baca y Stefana Ojeda. Hay muy pocos datos biográficos de su niñez y juventud. Sólo se sabe que de joven trabajó como ayudante del maestro Emilio Bravo en la Escuela Normal Superior de Tepic, quien se encargó de implantar en todo el territorio, la reforma escolar y educativa del maestro Enrique C.  Rébsamen.

    De acuerdo con Juan Manuel Silva Rodríguez, a estas alturas Baca Calderón poseía el pensamiento liberal de un maestro rural de primaria de fines del siglo XIX, pudiendo asegurarse por su discurso y pensamiento nacionalista que había leído profundamente a Augusto Comte, Ignacio Ramírez y Justo Sierra quienes eran los intelectuales más reconocidos de la época. Su carrera como profesor normalista, seguía las enseñanzas y la reforma educativa de Rébsamen.

    Su radicalismo liberal es el mismo de los hermanos Flores Magón, que luchaban en contra de la dictadura. Su educación se ve reflejada en un discurso que llevaba las ideas de progreso, libertad e igualdad. Sus referencias a Hidalgo, Morelos y Zaragoza, muestran el anhelo del bienestar social como condición indispensable para lograr la independencia política, social y económica del pueblo de México.

    Esteban Baca Calderón, es uno de los productos intelectuales de la época que viendo y sintiendo en carne propia la miseria y la infelicidad de su pueblo, se lanzó a la lucha incansablemente por romper las cadenas de la opresión, del vicio y la ignorancia de la que eran víctimas sus hermanos mexicanos. Esta lucha incansable, la puso en consideración muchas veces sin importarle el riesgo de perder la propia vida.

    Como tantos hombres de su tiempo, el personaje llegó a Cananea en busca de mejores horizontes. Laboró primero como distribuidor de pólvora y materiales de construcción para los trabajos de la mina, luego como "carrero”, transportando el material hacia la boca de los hornos de la fundición de metales. En octubre de 1905, cayó gravemente enfermo de pleuresía. Gracias a la ayuda oportuna de su amigo Francisco M. Ibarra que vivía en el campo de Buenavista –al igual que Diéguez-, Baca Calderón pudo salvar la vida. Ahí fue donde los tres se conocieron y empezaron a hacer planes para el futuro.

    En 1906, se integró el grupo "Unión Liberal Humanidad” dirigido por los tres citados personajes, del cual era ideólogo el propio Baca Calderón quien poseía un discurso incendiario que evocaba imágenes utópicas y revolucionarias. Su liderazgo natural, era producto de su ilustración y portador de un buen bagaje cultural, heredado de los liberales del siglo XIX.

    Conjuntamente con Diéguez, acusado de un sinnúmero de delitos, después de la Huelga fue enviado a la prisión de San Juan de Ulúa en Veracruz. Fue liberado en mayo de 1911, al triunfar la Revolución Maderista. Regresó a Cananea, obteniendo la dirección de la escuela "Carlos A. Carrillo”. Al ocurrir el cuartelazo de Victoriano Huerta, se rebeló en su contra, iniciando una larga carrera político militar.

    Se integró a las tropas del general Obregón. Fue gobernador interino de Colima, Diputado al Congreso Constituyente de Querétaro, Senador por Jalisco, gobernador de Jalisco, Jefe de Establecimiento Fabriles Militares y Administrador de Aduanas. En 1920, se adhirió al Plan de Agua Prieta y alcanzó la banda de General de División el 1º de enero de 1939, retirándose del servicio activo del Ejército en igual fecha de 1941.

    Siguió colaborando con la Presidencia de la República en diferentes comisiones; primero estuvo como director de los establecimientos fabriles y aprovisionamientos militares y luego fue director de los Ferrocarriles Nacionales de México, comisionándole después para organizar las colonias agrícolas y militares compuestas exclusivamente por militares retirados que quisieran dedicarse a la agricultura.

    Fue operado de cáncer de próstata y se retiró a la vida privada, invirtiendo sus ahorros como empresario de una mina de oro en el Estado de Sinaloa, donde fracasó perdiendo toda su inversión. El 20 de mayo de 1957, Baca Calderón dejó de existir a los 81 años de edad, víctima de un paro cardíaco en la ciudad de Nuevo Laredo, Tamaulipas.

    Don Esteban dejaba pensionada a su esposa Doña Guadalupe Acton nacida en Nogales, Arizona con quien había contraído matrimonio el 6 de octubre de 1928. Ambos procrearon a tres hijas: Vita, Guadalupe y Redención. Luego de su muerte, el cuerpo fue trasladado a la Ciudad de México, donde se le rindieron los honores militares de su rango; posteriormente fue homenajeado en el recinto de la Cámara de Diputados de la República Mexicana. Su cuerpo descansa en el panteón de Dolores en el lote reservado a los Constituyentes.


15.- Juan Manuel Silva Rodríguez, "El Bagaje Cultural y el Ocaso de Héroes y Villanos” Un estudio de la vida y muerte de Manuel M. Diéguez, Esteban Baca Calderón, Luis Emeterio Torres y William C. Greene, Ponencia presentada en el XXII Simposio de Historia, Hermosillo, Sonora, noviembre de 2009.

…………………………..

PERSONAJES DE LA CIUDAD

@ (Copyright) Juan Antonio Ruibal Corella, Todos los derechos reservados

HASHTAG DE LA SERIE "PERSONAJES DE LA CIUDAD” donde encontrará todos los capítulos del libro:

Facebook:
https://www.facebook.com/hashtag/libropersonajesdelaciudad?source=feed_text&story_id=1178522585583188


Twitter:
https://twitter.com/hashtag/LIBROPERSONAJESDELACIUDAD?src=hash
    


Comentarios de nuestros lectores:



Envía tus comentarios