LA AMENAZA DEL ISSTESON





No son pocos los trabajadores académicos que andan nerviosos por la intentona del director del ISSTESON de imponer un convenio a todas luces retrógrado que firmaría, supuestamente, el actual rector de la Universidad de Sonora, Enrique Velázquez, con la complacencia, dicen...

Por Isabel Dorado Auz
Fecha de publicación: 2017-11-06 00:00:00

Esta nota pertenece a la categoria: Politica



Isabel Dorado Auz

No son pocos los trabajadores académicos que andan nerviosos por la intentona del director del ISSTESON de imponer un convenio a todas luces retrógrado que firmaría, supuestamente, el actual rector de la Universidad de Sonora, Enrique Velázquez, con la complacencia, dicen, del actual Comité Ejecutivo del STAUS para que "sanen” las finanzas del manoseado instituto de seguridad social.

El problema que se avecina es de gran magnitud, ya que se pretende modificar los montos que aportan tanto la Universidad como los trabajadores, con incrementos verdaderamente onerosos para ambas partes, con lo cual se "resolvería” el problema que crearon los prianistas con tanto manoseo de los recursos que aportamos los trabajadores a esa institución.

Solo para que se dé una idea, estimado lector(a), se pretende que, en conjunto, la Unison y los trabajadores pasen de pagar el 26% del sueldo integrado, convenido en Marzo de 1990 y que permanece vigente, a un 55% tal y como se propone en el proyecto de convenio que presentó el director general del ISSSTESON a la Universidad de Sonora en noviembre de 2016. Se pretende en dicho documento que los trabajadores incrementen sus cuotas al ISSSTESON pagando, de hoy en adelante, 17.5% de su salario integrado para "garantizar” todos los servicios que presta la institución de Seguridad Social. Esto es, si no pagan no hay garantía de nada, por ello la amenaza es contundente y se han atrevido a poner ultimátum que se ha ido posponiendo. La Universidad por su parte pasaría de pagar 20% a un 37.5%.

Como un aliciente para el trabajador, no es burla, ambas partes están de  acuerdo  y  convienen  en  que  el  pago  póstumo  será  por  la cantidad de $600.00 (SEISCIENTOS PESOS 00/100 M.N.). Claro está, "La Universidad”, se obliga a pagar  a "EL ISSSTESON”, por cada trabajador  afiliado, la  cantidad de $2.28  (DOS  PESOS  28/100  M.N.)  mensuales, para financiar el costo del pago póstumo ordinario por fallecimiento de sus trabajadores y pensionados y jubilados

Además, se establece la siguiente advertencia "En el caso de que "La Universidad” no realice el pago correspondiente de las cuotas y aportaciones derivadas del presente Convenio, acepta que "EL ISSSTESON” dé de baja a los trabajadores que hubieran estado afiliados a EL ISSSTESON, en los términos que quedarán establecidos en las Cláusulas relativas a causas de terminación y/o rescisión del presente”.

Cabe resaltar que en ninguna parte del Proyecto de Convenio se especifica alguna acción tendiente a recuperar los miles de millones de pesos que han desaparecido en las últimas administraciones del ISSTESON. No hay que olvidar que fue un funcionario Beltronista, Germán Uribe Corona, el que signó el Convenio de 1990 y que es un gobierno Beltronista, el de Claudia Pavlovich, el que quiere imponernos esta onerosa carga a los trabajadores universitarios.

Por tal motivo, vale la pena recordar que si no somos capaces de frenar esta amenaza del director del ISSSTESON, los beltronistas no solo habrán conseguido imponernos la Ley 4, sino que ahora también conseguirán que les paguemos sus campañas electorales a través de nuestras aportaciones a una institución que han manoseado a placer en los últimos 30 años.

No permitamos que los beneficiarios del Beltronismo, esos que negociaron la implementación de la Ley 4, nos asesten un nuevo golpe. Basta ya de servilismo a un grupo que se ha enriquecido a nuestras costillas y que han creado toda una mafia política que lucra con nuestros ingresos.

Comentarios de nuestros lectores:



Envía tus comentarios