DEL TINTERO DEL NOTICIERO "DE PRIMERA MANO”





"La vaquita marina, a punto de desaparecer por negligencia del gobierno, acusan organizaciones. Ante la "negligencia” oficial, los defensores piden la renuncia de Mario Aguilar, titular de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), a quien acusan...

Por Héctor Rodríguez Espinoza
Fecha de publicación: 2017-09-07 00:00:00

Esta nota pertenece a la categoria: Opinión y Sociedad



Héctor Rodríguez Espinoza


¿SALVAR  ANIMALES O/Y A SERES HUMANOS?


- "La vaquita marina, a punto de desaparecer por negligencia del gobierno, acusan organizaciones. Ante la "negligencia” oficial, los defensores piden la renuncia de Mario Aguilar, titular de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), a quien acusan de dicha extinción.” La población de estos mamíferos marinos ha disminuido 90% en 6 años.
 
Vaquita_Marina

- El Centro Ecológico de Sonora (CES) presentó a tres crías de león africano, dos hembras y un macho, además de lanzar la convocatoria para nombrar a los cachorros que cumplen su primer mes de vida y el 14 de octubre se hará la premiación”. Virginia Sánchez, encargada de Especies, explicó que se alimentan con leche especial para gatos y reciben cuidados preventivos, vitaminas y medicamento y están bajo cuidado del personal capacitado del área de servicios veterinarios.

- Estemos de acuerdo con el respeto a la condición biológica de cierta clase de animales no dañinos ni perniciosos (toros, todos los del circo, mascotas, ballenas, tiburones, morsas, pingüinos, delfines, etc.). Pero ¿será que vivimos en un medio en el cual se lucha por evitar la extinción de la vaquita marina y se mima con biberón y vitaminas a 3 cachorros de león en el Centro Ecológico, con veterinarios y alimentación adecuada, mientras indígenas Guarijías de Mesa Colorada, sierra alta de Quiriego, viajan en lomo de burro ¡por ocho horas! para una consulta de ginecología hasta Álamos o Navojoa (envíos de jpalomares@elimparcial.com) y se hace campaña para enviar agua embotellada a los Seris en Punta Chueca y Desemboque, ambas etnias en gradual extinción? Responsabilidad de la Comisión Estatal para el Desarrollo de los pueblos y comunidades indígenas de Sonora.

Sin descuidar importantes especies animales, cuidemos a la mejor de la creación divina o natural: la única especie creadora y portadora de valores: la especie humana.
 
Guarijíos vivienda

DERECHO HUMANO A LA SALUD

Después del derecho humano a la vida, el más preciado es el derecho a la salud, física y mental. Se anuncia un nuevo hospital de especialidades en Hermosillo, en el predio de nueve hectáreas en Colosio Poniente y Boulevard Quintero Arce. El que esta excelente noticia -en lo general- pase a convertirse en uno más de nuestras amenazas urbanas, demostraría una posible falla de comunicación oficial y del necesario y oneroso oficio político.

Acaso no afecta al derecho humano de salud pública de la mayoría. Pero sí es tomada, con firmeza, por residentes del poniente de la ciudad, una violación a su derecho de información oportuna y veraz. Ellos sólo cuestionan –en lo particular- su ubicación y posible impacto multi ambiental. La polémica se ha abierto.

Ya desatada ésta, la Secretaría de Salud explica y justifica –con el apoyo de colegios de profesionistas del ramo-, ante los medios de comunicación, buenas razones de política pública para haber tomado la decisión y que la obra se iniciará en octubre próximo. Los voceros de los 25 fraccionamientos residenciales que se dicen serán afectados, con legítimas inquietudes y malas experiencias cercanas, piden ser escuchadas. Aceptan un yerro en su planteamiento inicial y admiten y confiesan que su lucha no debe de ser clasista. Temen que los problemas de inseguridad, vialidad, inundaciones, migración e indigencia, que no fueron previstos en su oportunidad y resueltos, emigren hacia sus tranquilas convivencias.

Gobernar es informar.

Es convencer, no vencer.

Es ejercer una recíproca empatía entre órganos de gobierno -de suyo efímeros- y ciudadanos, que permanecen por generaciones.

¿Y EL DRENAJE PLUVIAL?

Para una ciudad capital altamente poblada, enclavada en del desierto Sonora-Arizona (el segundo más árido del planeta), el que sólo llueva un promedio de 36 días al año, el agua es ¡una bendición!

Sin embargo, en días como los presentes, al lado del júbilo de los ganaderos y agricultores en el medio rural y el de quienes la disfrutamos con cierto confort, LA POBLACIÓN MÁS VULNERABLE, aquella con nulo equipamiento urbano y escasos servicios públicos, sufre inundaciones y pérdida de sus escasos bienes materiales.

En sólo dos horas, canales rebasados por el agua que arrastra nuestra basura, ramas, automovilistas rescatados milagrosa y heroicamente de una muerte casi segura; semáforos sin funcionar; vialidades cerradas por precaución.

Además, hacia el centro de la ciudad también se sufren los estragos de corta duración pero no menos dañinos: ríos y arroyos, apagones, tráfico desquiciado, baches y los temidos socavones, ¡20 en la ciudad!, como el recurrente de la Avenida Colosio, frente a la SEC.

No podemos culpar a la naturaleza de sus fenómenos, aun siendo previsibles. La única forma de dominar a la naturaleza, es ¡obedeciéndola!

PERO a quien sí podemos y debemos culpar y responsabilizar de estos daños y perjuicios es a las sucesivas administraciones municipales que, ante el crecimiento poblacional y creación de nuevas colonias, no han invertido en un lógico drenaje pluvial.

 Además de nuestra falta de una cultura cívica cuando arrojamos la basura, que tapa las contadas y descuidadas parrillas pluviales.

Claro que es una obra que no se ve, pero que al mediano plazo evita tantos y costosos daños y resuelve los rezagos de décadas. ¡Lo barato sale caro!

Ya basta de candidatos demagogos.

Ya basta de alcaldes que ven, el ayuntamiento, como un negocio trienal y de ascenso pseudo político.

Los hermosillenses deberemos elegir al candidato que ofrezca, como prioridad, un estudiado, gradual y  presupuestado, plan municipal de drenaje pluvial.

LA PSEUDO ERA TRUMP

Quisiéramos dejar de hablar del fenómeno Trump y mejor tratar de: …el gasolinazo,… de los baches de nuestras intransitables ciudades, … de la incontenible ola de robos, …de la violencia y sangrienta delincuencia común y la organizada, … en cuyo talón de fondo anida nuestro cáncer nacional: ¡la corrupción y su impunidad! …

Pero es inevitable observar la llamada Era Trump. …

Ciertamente la mejor política exterior es una buena política interior; y la nuestra ha dejado mucho qué desear.

Las encuestas nacionales y la mundial de percepción de la corrupción de Transparencia Internacional IPC, nos reprueban. 3 (tres) de calificación, en la escala del 0 al 10 (del cero al diez) no condenan.

Y en política exterior estamos resintiendo, a diario, un terrorismo migratorio en contra de 6 millones de compatriotas con la espada de un moderno y odioso Damocles supremacista; amenazados de ser deportados sin un debido hacia nuestras deterioradas ciudades fronterizas, sin servicios básicos para todos sus cinturones de miseria.

El derecho Internacional es la comarca olvidada del derecho. No la enseñamos bien en las universidades … y por eso somos el patito feo del TLC y del mundo desarrollado. 8.5 de calificación Canadá y 7.4 Estados Unidos, en el IPC.

Pero si las sanciones de este derecho son las represalias y la guerra, pues al menos apliquemos represalias comerciales y de seguridad binacional.  

En estos momentos se celebran las rondas de negociación del TLC.

Esperamos noticias, NO BUENAS, POR SUPUESTO, según la perversa y fascista lógica de la Era Trump. Aunque se están filtrando algunas alentadoras. 

Por eso es inevitable preocuparnos y ocuparnos de la Era Trump, que ¿apenas, ya?  lleva diez meses de mandato.

Perdónenme los ateos, pero DIOS NOS BENDIGA.

Y como si algo nos faltara en la encrucijada nacional, el entorno internacional se está escalando con el disparatado discurso de odio hacia nuestra nación y nacionales por el presidente del vecino goloso y coloso del norte, Donald Trump.

Su reciente aparición en la frontera de Yuma Arizona y en la capital Phoenix no augura nada bueno para nuestra relación bilateral y, sobre todo, para nuestra economía.

Y recordemos al ex presidente Clinton: ¡Es la economía, estúpido!

Los problemas de emigración indocumentada y la salida abrupta de Trump del TLC podría ser una bomba de muchos megatones para nuestra castigada nación.

Sumémosle su Orden ejecutiva de desaparecer el DACA, la Dream Act, que manda a un limbo a 800,000 jóvenes latinoamericanos, 600,000 mexicanos soñadores en un legítimo mejor futuro, y reta al Congreso a que, de una vez por todas, promulgue una ley general de inmigración en un plazo de seis meses. Después, ¿?...

 Ciertamente hemos superado, con mucha sangre y muerte por hambre, las generaciones sucesivas desde los 300 años de colonia, las guerras de independencia, las intervenciones francesa y norteamericana, las de reforma, la centenaria revolución y la llamada guerra cristera.

Las ceresas envenenadas son la proverbial corrupción y su impunidad.

Para remontarla, urge un relevo generacional de la clase política mexicana.

Pero no como la que ha irrumpido recientemente: pragmáticos, incultos y sin escrúpulo alguno; sólo con la ambición y codicia de escalar puestos y cargos y abultar su patrimonio familiar.

Comentarios de nuestros lectores:



Envía tus comentarios