SISTEMA ESTATAL ANTICORRUPCION: DE A MENTIRITAS





El mes de julo próximo pasado, la Comisión de Selección, emitió la convocatoria para la creación de Comité de Participación Ciudadana, con este último quedaría conformado lo que se ha dado en llamar Sistema Estatal Anticorrupción. Dicho comité de participación...

Por Olga Armida Grijalva Otero
Fecha de publicación: 2017-09-05 00:00:00

Esta nota pertenece a la categoria: Politica



Por Olga Armida Grijalva Otero

El mes de julo próximo pasado, la Comisión de Selección, emitió la convocatoria para la creación de Comité de Participación Ciudadana, con este último quedaría conformado lo que se ha dado en llamar Sistema Estatal Anticorrupción. Dicho comité de participación, nace con vicios de origen y con ello contamina a todo el Sistema Estatal Anticorrupción.

En este Comité de Participación Ciudadana se necesitaba la trasparencia en la selección de sus miembros, que diera certeza, credibilidad y sobre todo confianza a la ciudadanía en el combate a la corrupción. No fue así, una vez más se burlan de la ciudadanía y hacen las cosas cubriendo la forma pero viciado el fondo.

De principio había duda en cuanto la selección de los fiscales especiales, precisamente por no hacerse de manera transparente, posteriormente se forma la Comisión de Selección encargada de llevar el procedimiento para la conformación del multicitado Comité de Participación Ciudadana, aparentemente este proceso caminaba, metafóricamente hablando por una carretera iluminada, de pronto entra a un túnel y al salir de él, se da a conocer los nombres de quienes quedaron seleccionados.

Sin duda, algunos de los miembros de la comisión traían la consigna de hacer la selección al estilo del gato pardismo, "todo cambia para que todo siga igual” sub evaluaron a aquellas personas non gratas al sistema, de esa manera como vulgarmente se dice las sacaron de la jugada, omitieron una deliberación y ponderación de la evaluación de cada uno de los participantes, de manera transparente, y de frente a la sociedad, en lugar de ello, se introducen al túnel de la metáfora mencionada anteriormente, aprovechando la obscuridad seleccionan a los integrantes de Comité de Participación Ciudadana..

Sin embargo aparecen los imponderables, al renunciar una de las seleccionadas, ahí queda aún más evidenciado, la opacidad y carencia de trasparencia del proceso, se utilizan las redes sociales para denostar a personas y con contundente violación a las bases establecidas en la convocatoria que dio origen al proceso, como era la prelación para ocupar la vacante que se dio con la renuncia, se saca el acuerdo de emitir nueva convocatoria, para elegir a la vacante.

Al margen de lo anterior quedo evidenciado en el debate público vía redes sociales, televisoras y estaciones de radio, la poca calidad moral de uno de los integrantes de la comisión y el conflicto de intereses de otros miembros, suficientes para hacer los enjuagues en lo obscurito. Lo más lamentable fue la postura de otros miembros quienes con un reconocimiento púbico, optaron por el silencio, cuando el silencio también es corrupción.

También de lamentar es el discurso apelando a la gradualidad para justificar lo que a todas luces es injustificable, porque si bien es cierto la gradualidad es necesaria en la democracia para crear concesos, para llegar a acuerdos que nos permitan avanzar en los objetivos trazados, descartando la postura radical de todo o nada, pero se olvidó en este discurso gradualista que cuando están en riesgo los y principios y valores de la democracia como en este caso, es la trasparencia, valor fundamental, no se admiten gradualismos, es postura radical porque de lo que precisamente debía de venir acuerpado el Sistema Estatal Anticorrupción, es de transparencia que le diera certeza y credibilidad.

De ahí que el Sistema Estatal Anticorrupción, es de a mentiritas, para un Estado de mentiras. Falto una vez más la voluntad política para abatir la corrupción.

Sin embargo lo rescatable en este proceso fue la postura digna y valiente de Leticia Cuesta Titular de Sonora Ciudadana, al renunciar a la Comisión de Selección, lo que nos motiva a seguir creyendo en personas honestas y seguirle apostando a un México trasparente y justo, más allá de personas que pueden venderse por un palto de lentejas, es la metáfora, la realidad puede ser jugosos puestos públicos

Comentarios de nuestros lectores:



Envía tus comentarios