EL DIRECTOR DEL CUARTO EPISODIO DE "GAME OF THRONES” NOS CUENTA EN QUÉ SE INSPIRÓ PARA LA GRABACIÓN





El director Matt Shakman se estrenó en Game of Thrones el domingo pasado con un episodio repleto de acción, incluido el ataque de dragón y con dothrakis contra el ejército Lannister, y una pelea electrizante entre Arya y Brienne.

Por New York Times América
Fecha de publicación: 2017-08-12 00:00:00

Esta nota pertenece a la categoria: Videos de Música y más



Por Jeremy Egner
NEW YORK TIMES

http://www.nytimes.com/es/

El director Matt Shakman se estrenó en Game of Thrones el domingo pasado con un episodio repleto de acción, incluido el ataque de dragón y con dothrakis contra el ejército Lannister, y una pelea electrizante entre Arya y Brienne.

Por esas razones es sorprendente descubrir que antes de Game of Thrones Shakman había trabajado en comedia, al dirigir más de 40 episodios de It´s Always Sunny in Philadelphia, serie de la que también es productor ejecutivo. Aunque admitió que esa experiencia no necesariamente fue de mucha ayuda para filmar batallas con dragones, llegó a la silla de director del programa de HBO justamente porque David Benioff, productor ejecutivo de Game of Thrones, fue invitado a actuar en Sunny.

"Sugirió que fuera a trabajar en el programa”, dijo Shakman. "Primero pensé que era una broma”.

Pero no fue así. Shakman, quien también ha dirigido episodios de Mad Men, The Good Wife y Fargo, entre otros, terminó en Cáceres, España, rodeado de extras, dobles de acción, caballos y mucho fuego.

"Definitivamente nunca había hecho algo como Game of Thrones", dijo. "Pero no creo que alguien que no haya dirigido Game of Thrones ha hecho algo como Game of Thrones”.

Shakman, quien también dirigió el quinto episodio que se transmitirá este domingo, discutió el lunes las implicaciones de la pelea entre Arya y Brienne, las películas que inspiraron la secuencia de batalla del episodio "Spoils of War” y los retos de grabar cuando debes tener presente a un personaje que no está realmente ahí.

A continuación, fragmentos editados de la entrevista.

Game of Thrones es conocido por tener secuencias de combates impresionantes, en episodios como "Hardhome” o "Battle of the Bastards”. ¿En qué manera esta fue distinta?

Es la primera vez que vimos una batalla con un dragón de por medio entre personas que sí nos caen bien. Los hemos visto en situaciones heroicas; Daenerys cuando se enfrenta a los esclavistas en Meereen y ve a los dragones desde arriba mientras negocia, por ejemplo. Pero esta era una oportunidad de tenerlo en un encuadre distinto. Entonces una de las primeras decisiones que tomé fue enfocarme más en Jaime y Bronn que en Daenerys; enfocarnos en cómo se siente estar con ellos en el campo en medio de este momento horripilante en el que la guerra cambia para siempre porque las luchas tradicionales quedan desplazadas y de repente alguien introduce algo que tiene un efecto como el del napalm. Ese era el foco temático principal del episodio, lo más importante para mí fue que quedara sobre los hombros de Jaime mientras veía morir a estos hombres.

¿Volviste a ver cualquiera de esos episodios de batalla para ubicar más el lenguaje visual del programa y las escenas de combate?

Claro. "Hardhome” y "Battle of the Bastards” son increíbles y Miguel Sapochnik (el director de ambos episodios) es un gran director. Neil Marshall también hizo un trabajo impresionante antes con sus batallas ("Blackwater” y "The Watchers on the Wall”).

Esta batalla tenía algo de "Battle of the Bastards” y la cualidad de emboscada sorpresa de "Hardhome”, pero a nivel micro todo era distinto. A nivel macro también, por los dragones. Entonces me fijé más en cosas como Apocalipsis now, el ataque al pueblo desde el helicóptero, que se sentía similar en cuanto a cómo van cambiando los puntos de vista y el horror que se vive en el terreno. Ver la muerte desde arriba —a través de las nubes de humo y napalm y todo eso— se sentía más como lo que quería crear.

También vi Salvando al soldado Ryan, en particular la primera escena de la batalla en la playa cuando desaparece el sonido y Tom Hanks ve cómo los hombres son quemados vivos y reciben disparos a muerte. Para mí, eso es lo que se debía sentir con Jaime, el ver morir a los hombres por doquier a su alrededor. También vi a John Ford y Los niños del hombre. Cuando Bronn corre por ese campo de horror es similar a algunas de esas únicas (tomas continuas) de Clive Owen cuando corre por el infierno que lo rodea. Tuve varias referencias distintas e hice lo que pude para usarlas como inspiración.

¿Entonces la secuencia de Bronn fue una toma continua o fue editada para que lo pareciera?

En su mayoría. Hay una transición cuando pasan varias tropas Lannister, hacemos una toma panorámica a la derecha y vemos a un hombre en fuego que se topa contra un caballo y luego regresamos a Bronn. Ese fue un punto de unión. Luego cuando Bronn se inclina para apuñalar al dothraki y vemos cómo Drogon sobrevuela, regresamos a él cuando toma unos pasos y justo pasa una carreta en fuego; eso también fue un punto de unión. Entonces, técnicamente, fueron tres tomas distintas.

¿Qué fue lo más difícil de la grabación?

Todo fue difícil. La logística de orquestar a todos los actores y dobles de acción en el trasfondo. Lidiar con el fuego. La evolución de la batalla al moverse de una carreta intacta al ataque y hacia el punto en el que todo el campo está en llamas; ese panorama horripilante de un infierno al estilo Hieronymus Bosch. Fue necesario un efecto hercúleo para cada una de esas etapas por parte del departamento artístico para mover las cosas, ajustar el panorama, la hierba quemada, el número de cuerpos y víctimas de quemaduras y demás. Había que supervisar mucho.

También cuando lidias con un personaje que no está realmente ahí, Drogon, es muy difícil. Solo puedes ver la línea donde estarían sus ojos y unas pelotas de tenis e intentar que 200 personas reaccionen de la manera apropiada a lo que sería ver un dragón, que en realidad es un tipo con un palo largo corriendo por ahí.

La batalla fue la parte técnica más clara del episodio. Pero la pelea entre Arya y Brienne fue otra secuencia muy impresionante.

Es una de mis escenas favoritas también. Lo hacen tan bien y las actrices se prepararon por tanto tiempo –por más de un mes, creo– para poder grabar ellas mismas la pelea. Hay algunas tomas con dobles, pero en su mayoría lo hicieron ellas.

Es similar a la gran batalla del final porque tienes varios puntos de vista. Tienes a Arya llegando al patio mientras se pasea por su antiguo hogar y que se topa a Brienne, y estás con ella al principio. Pero luego cambia el enfoque a Brienne cuando se da cuenta de que está frente a una ninja y cómo intenta responder a eso. Luego tienes el que quizá sea el punto de vista más importante, que es Sansa viendo todo desde arriba y mirando a su hermana, quien ya no es realmente la persona que conocía. La idea de que no puedes volver a casa. La Arya Stark que está ahí ahora es una asesina, una luchadora, algo muy distinto a la hermanita que conocía, entonces es sobre cómo se da cuenta de eso e intenta analizar qué significa para su relación.

¿Es por eso que reacciona tan severamente? ¿Porque está conmocionada al ver en qué se ha convertido Arya?

Ya recibió unas pistas antes, en el episodio. Bran confirma que Arya tiene una lista de personas a las que quiere matar. Y presiente que hay algo distinto acerca de ella. Pero luego verlo en acción y el que se enfrente a Brienne, su protectora y quien ha sido la salvadora y guardaespaldas (de Sansa); la ve terminar en empate en la pelea con Arya. Es impresionante y la obliga a repensar todo lo que sabe de su hermana.

Entonces es un momento importante para Sansa y también para Meñique, que ahora debe pensar: ¿Cómo va a responder a esos tres Starks en su casa en Invernalia? Todos son muy diferentes y no tan susceptibles a sus encantos como le gustaría que lo fueran.


@nytimesES

Publicación por cortesía de NEW YORK TIMES en español

Suscríbete gratis a nuestro Boletín Diario de Contactox.Net aquí:
 
http://contactox.us9.list-manage.com/subscribe?u=fda71be60edabc2c2f4642ba0&id=df7a224186

https://www.nytimes.com/es/2017/08/10/matt-shakman-director-game-of-thrones-batalla/?rref=collection%2Fsectioncollection%2Findex

Comentarios de nuestros lectores:



Envía tus comentarios