RELACIONES MÉXICO-ESTADOS UNIDOS Y LA FORD MOTOR CO.





Ante la reciente noticia de que la transnacional empresa FORD Motor Co. canceló su proyecto de expansión en su planta ensambladora de Hermosillo, para continuar con sus planes de crecimiento multinacional hacia la gran China, de nuevo surgen algunas advertencias 

Por Luis A. Galaz T.
Fecha de publicación: 2017-06-23 00:00:00

Esta nota pertenece a la categoria: Economía y Finanzas

 
 

Luis  A.  Galaz

VISIÓN  ECONÓMICA

Ante la reciente noticia de que la transnacional empresa FORD Motor Co. canceló su proyecto de expansión en su planta ensambladora de Hermosillo, para continuar con sus planes de crecimiento multinacional hacia la gran China, de nuevo surgen algunas advertencias pesimistas locales de que el mundo de los Hermosillenses se va a acabar, porque Sonora dejará de recibir inversiones por 250 o 300 millones de dólares.

Aunque sin duda nos afecta, esto es sólo una decisión empresarial de rentabilidad de la famosa empresa automotriz. Aunque no les guste a Washington ni al gobierno local, como empresarios tenemos que entender que las corporaciones multinacionales así se mueven: se van a México  a China o a Bacadéhuachi.  Hasta hoy, la planta ensambladora sigue trabajando normalmente y no se va a despedir a los trabajadores actuales, aunque se generó una confusión de que la Ford despediría a algunos empleados, la expectativa real era la de sumar no restar trabajadores. Con esta decisión de la empresa no pierden sus puestos los trabajadores actuales, no alarmemos a la comunidad.

Como acertadamente lo establecen los miembros del Sistema Nacional de Investigadores S.N.I.  el acreditado Tocayo y Colega Luis Huesca y también el prestigioso Colega Joel Espejel, dos de los mejores economistas de Sonora, esto es una estrategia integral de la Ford, para aprovechar un nuevo mercado de 300 millones de Chinos con capacidad adquisitiva, además del renovado mercado de Europa oriental, y quienes ahora demandan un automóvil híbrido, o eléctrico más compacto y más eficiente que el convencional. 

Estas nuevas estrategias empresariales también nos modifican las tradicionales relaciones económicas de México y los Estados Unidos, de las que Sonora ha destacado y repuntado en los últimos años.

Aunque estas estrategias de la Ford,  no dejan de ser  una paradoja de la economía internacional, ya que la clave del éxito en el mundo moderno que la globalización hace chiquito, en muchos casos  ya no es ni será, la cercanía de la localización geoindustrial ni geoeconómica, ni la mano de obra barata; por lo que tenemos que insistir en mejorar y apoyar más la innovación y capacidad científica y  tecnológica que se  debe generar en nuestras universidades.

Considerando las exigencias presentes y futuras de la nueva relación comercial de Sonora con Arizona y con otros Estados de la Unión Americana, aquí la planta de  la Ford en Sonora se tiene que modernizar aún más, ya tiene que innovar sus esquemas y procesos de producción para hacerse más competitiva internacionalmente. Lo que hace 30 años en la industria automotriz del siglo XX era rentable, ya no lo será en el nuevo siglo XXI.

En el futuro, los carros eléctricos y más pequeños, prácticos, económicos y cómodos serán los que compren los consumidores inteligentes, quienes también desde ahora ya son los nuevos compradores de carros como los millones de Chinos, Rusos y asiáticos en general. Este es el nuevo entorno económico global que impacta a nuestras empresas y a las relaciones comerciales de México y los Estados Unidos.

Así que primero el nuevo inquilino de la casa blanca en Washington, y ahora la Ford, generan incertidumbre en los negocios y nos están sacando de la cómoda zona de confort a la que malamente nos habíamos acostumbrado, desde hace décadas.

Pero ya hay que cambiar y aquí es donde sobresalen las estrategias novedosas de la Megarregión Sonora-Arizona, como lo es el caso de la nueva empresa de carros eléctricos y autónomos de  LUCID Motors, que en la confluencia de la globalización e integración regional transterritorial, nos demuestra como los negocios internacionales se benefician de lo mejor de cada estado y, que para los negocios sin frontera  no importa otro muro fronterizo en mi Querido Nogales.

En las relaciones económicas entre México y los Estados Unidos, este caso ilustrativo de ganar-ganar de LUCID Motors, es un claro ejemplo de las ventajas comparativas y competitivas que genera una integración económica regional y los negocios internacionales, que acertadamente vienen promoviendo las Comisiones  Sonora-Arizona, y Arizona-México.

Así que no cunda el pánico, no empeoremos la incertidumbre del momento. Como en este caso de la industria automotriz mundial, así son y serán los negocios internacionales y las relaciones de México con su socio del norte.

Ahora bien, Sonora es más, mucho más que la Ford, que por cierto también debe seguir modernizando su  planta de tres décadas, y proyectar su prospectiva futura de reinventarse para  ensamblar carros eléctricos para el nuevo mercado estadounidense, mexicano y latinoamericano; y así como viene LUCID a la megarregión podrán venir otras corporaciones multinacionales y agentes económicos nacionales e internacionales de diversos sectores de la producción.

-Luis  A.  Galaz es Internacionalista. Profesor de Relaciones México-Estados Unidos y Jefe de la Maestría en Administración de la UNISON.                

lugallaz51@gmail.com

Comentarios de nuestros lectores:



Envía tus comentarios