EL ASALTO





Imagínate mi mala suerte. Después de preparar muy bien el golpe, para robar un Banco, me presenté ante la empleada del Banpais con una nota que decía... deme todo el dinero que tenga.

Por Esther García Carter
Fecha de publicación: 2017-04-29 00:00:00

Esta nota pertenece a la categoria: Opinión y Sociedad

                                                    

Por Esther G. Carter

Judas mi buen amigo esta inconsolable. Su negocio ya no es negocio. Según dice, ayer fue el día más miserable de su vida.

 ¿Pues qué pasó?

Imagínate mi mala suerte. Después de preparar muy bien el golpe, para robar un Banco, me presenté ante la empleada del Banpais con una nota que decía... deme todo el dinero que tenga.

¿Y qué pasó?

Que la empleada en lugar de reaccionar como cualquier mortal, me vio despectivamente y me dijo; no tenemos dinero, vuelva cuando terminen las elecciones del gobierno.

¿Entonces no te dio el dinero?

Claro  que no, pues realmente el Banco no tenía  dinero lo único que vi fueros unas monedas que juntas, no hacían ni los 500 pesos.

¿Quieres decir que los bancos están en quiebra?

Estoy seguro Pero eso no es nada, el problema se me presento  cuando al subirme al carro, mi socio que esperaba con motor encendido preguntó. ¿Y el dinero?

¿Y qué le dijiste?

No hay, métele al acelerador, después de correr por algunas cuadras mi amigo  preguntó ¿Es posible que en el Banco no hay dinero?

Positivo bájale la velocidad recuerda que no llevamos nada.

 ¿Entonces qué pasó, ahora que creíamos que los Bancos tenían lo suficiente para cubrir los asaltos?

Eso pensaba pero fallamos. No me explico como los empleados alzan la nariz y se pavonen como millonarios para demostrar que tienen dinero en las cajas fuertes

Sí, yo también he notado que se dan mucha lija... carajo... para nada.

Ahora sí que nos fregamos… si  queremos dinero, tendremos que esperar a que los Partidos Políticos dejen de sacar nuestro dinero para comprar  licuadoras y teles para regalárselos a la gente a cambio  de su credencial para votar.

¿Quieres decir que todo nuestro dinero se ha convertido en tiendas de auto servicio?

Exacto. ¿A poco no has visto bodegas llenas con esto y más?

No seas pesimista, podemos asaltar otro Banco. El Banamex todavía no cierra; faltan 20 minutos para las tres.

 No seas pendejo, no podemos arriesgarnos, pues si en uno no tienen dinero, posiblemente en otro tampoco.

Recuerdo que hace como dos semanas, tuve que visitar 5 sucursales para que me cambiaran un cheque de 3 mil y cuando me lo cambiaron, me lo dieron en monedas de 20 centavos que todavía no puedo deshacerme de ellas.

Lo que pasa es que eres un aguafiestas; no lo sabremos hasta  tratar de nuevo. Lo único que tenemos  que hacer es cambiarle algo a la nota que presentamos... Lo tienes… arréglale.

Esto es un asalto, si tienes dinero dámelo con la promesa de que no sacamos tu foto en el Face echándolo en una bolsa... 

Perfecto... esto no puede fallar...



Comentarios de nuestros lectores:



Envía tus comentarios