HONESTIDAD PARA UN BUEN GOBIERNO DEL PERÚ EN TIEMPOS DE CRISIS





HONESTIDAD: La integridad del hombre se mide por su conducta, no por sus profesiones. Una voz honesta es más fuerte que una multitud. La honestidad es siempre digna de elogio, aun cuando no reporte utilidad, ni recompensa, ni provecho.

Por José Enrique de la Cruz Arteta
Fecha de publicación: 2017-03-16 00:00:00

Esta nota pertenece a la categoria: Politica

 

Por JOSÉ ENRIQUE DE LA CRUZ ARTETA

HONESTIDAD: La integridad del hombre se mide por su conducta, no por sus profesiones. Una voz honesta es más fuerte que una multitud. La honestidad es siempre digna de elogio, aun cuando no reporte utilidad, ni recompensa, ni provecho. Lo que las leyes no prohíben, puede prohibirlo la honestidad.

Con este preámbulo es que quiero dirigirme a Ud. Excelentísimo Señor Presidente Constitucional de la República, para hacerle notar como un ciudadano peruano más, que resulta de suma preocupación lo que está viviendo nuestro país en este momento.

La emergencia suscitada por el Niño Costero, y que afecta también de modo lamentable a otras regiones; la interpelación congresal, con olor a censura, a la que será sometido el Ministro Martín Vizcarra, su primer Vicepresidente, por el Caso "Adenda Aeropuerto de Chincheros"; la megacorrupción orquestada desde el Brasil por el PT de Lula y Dilma y ejecutada en al menos 12 países de la Región, entre ellos el Perú, a través de sobornos por organizaciones empresariales criminales encabezadas por Odebrecht, que involucrarían a altas Autoridades de Estado y funcionarios de los 3 últimos gobiernos, para la ejecución de grandes obras públicas; así como la inseguridad ciudadana, que a través del crimen organizado, asesinatos, secuestros, extorsiones y sicariato, está llevando a límites insospechados que atentan la gobernabilidad de nuestro país y de manera directa su crecimiento productivo y de infraestructura de saneamiento, vial, educativa y de salud, en detrimento de las mayorías más necesitadas.

Debo decirle con el debido respeto a la dignidad de su investidura, que en cuanto al primer punto lo que se espera es que una vez terminado este terrible fenómeno de la naturaleza, la solidez de nuestra economía sea suficiente, para que bien empleada por las autoridades regionales y locales, y seguida y monitoreada por el gobierno nacional que encabeza, mecanismos éstos que tendrán que implementar, para evitar lo que aún continúa sin reconstruir luego del terremoto de Pisco hace más de 7 años, y que afectó la Región Ica, y de esa manera transparente superemos el desastre que viene ocasionando a nuestro país y a los pueblos en emergencia, y para ello se necesita de Honestidad.

En cuanto al segundo punto estimo que su gobierno y particularmente las coordinaciones que de pronto realizan con su bancada parlamentaria, no son lo suficientemente reflexivas, coherentes y cohesionadas, frente a casos como el que por segundo vez tendrán que afrontar en el Congreso de la República dentro de 2 días. Créame no avizoro panorama favorable que me haga pensar que se habrá de superar esta interpelación, más con lo últimamente propalado por los medios de comunicación, y es por ello que sostengo que una voz honesta es más fuerte que una multitud, tanto más si se trata de tomar decisiones frente a casos en que la ciudadanía demanda transparencia en actos tan trascendentales para el desarrollo de una región, como es el Cusco, y es por ello que también se necesita de Honestidad.

En cuanto al tercer punto manifiesto mi extrañeza de que aún no genere confianza en la ciudadanía el Acuerdo por la Justicia, dado que no se aprecia que para el Caso de esta megacorrupción no exista una estrecha coordinación entre el Consejo de Defensa Jurídica del Estado, la Fiscalía de la Nación y el Poder Judicial, de tal manera que articulen adecuadamente un Sistema Nacional Anticorrupción, que cuente además en la tarea preventiva con el soporte valioso de una Unidad de Inteligencia Financiera autónoma, como lo fuera a su creación, y de las Unidades de Prevención como la Comisión de Alto Nivel Anticorrupción-CAN, que no debería depender del Poder Ejecutivo, que en su conformación deberían haber personalidades ilustres de la sociedad civil, como lo fuera en el Grupo Iniciativa Nacional Anticorrupción, así como de las existentes en la Defensoría del Pueblo y de la Contraloría General de la República, a la par que fortalecer la institucionalidad de cada una de estas Entidades y Poder del Estado desde el punto de vista de desarrollo de capacidades, y que se genere de una vez la Reforma del Consejo Nacional de la Magistratura, no solo en cuanto a su composición gremial, sino también en sus funciones, porque es necesario se priorice la abolición de la mayoritaria provisionalidad que existe propiamente en el Sistema de Administración de Justicia, transparentándose para la ciudadanía sus procesos de selección y nombramiento de Magistrados, para todo esto es imperativo que existan la adopción de acciones inmediatas revestidas de Honestidad,

En cuanto al último punto de esta Nota resulta necesario continuar fortaleciendo la institucionalidad de la Policía Nacional del Perú-PNP en cuanto a su especialización y continua capacitación, para continuar enfrentando lo que aún subyace en el submundo criminal y en la propia PNP, y en ese sentido apuntalar el Sistema de Recompensas ya establecido, así como continuar impulsando las acciones coordinadas con las Coordinaciones Nacionales de las Fiscalías Especializadas contra el Crimen Organizado y contra el Lavado de Activos, para lo cual se requiere también obrar con Honestidad.

¡POR UN PERÚ UNIDO, EDUCADO E ÍNTEGRO!

Un abrazo fraterno de su amigo y servidor,

Colaborador desde Lima, Perú

Nuestro colaborador reside en la hermana República de Perú

Experto en gobernabilidad democrática, anticorrupción y auditoría en el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo-PNUD

FACEBOOK:

https://www.facebook.com/jose.delacruz.5205622?ref=ts&fref=ts

cruzaje@gmail.com

Comentarios de nuestros lectores:



Envía tus comentarios