VISIÓN

LIBERTAD DE PENSAMIENTO, LIBERTAD DE PRENSA Y LIBERTAD DE EXPRESIÓN, son tres divisas que, unidas al respeto hacia los demás, nos dan la oportunidad a los seres humanos de diseñar cada día mejores mecanismos para interactuar en paz, y enfocarnos unidos a la eterna búsqueda de la ansiada armonía entre los distintos individuos y grupos con una amplia diversidad de ideas, razas, creencias religiosas, políticas y costumbres, para que en un futuro relativamente cercano, la humanidad se despoje de las emociones equivocadas y negativas que provocan los grandes contrastes de la humanidad y han hecho prácticamente imposible que se practiquen los principios fundamentales de justicia y equidad entre los seres humanos. Por el contrario, se ha hecho más palpable aquella famosa frase de que “el hombre es el lobo del hombre”. Si logramos evolucionar como seres fraternos y sensibles, en mucho mejorarán nuestras relaciones interpersonales e internacionales.

Es por estas razones, que nuestro objetivo principal es contar en este medio de comunicación, con los colaboradores mas representativos de nuestra sociedad; personas, ciudadanos libres y sin ataduras de interés económico o político, con el sentido común, inquietud y capacidad de desprendimiento intelectual, que logren aportar cada uno de ellos, con sus artículos, una parte propositiva en la construcción de una mejor convivencia social, indistintamente de los temas compartidos, lo importante es que cada uno de ellos, si son tratados y escritos con visión positiva, serán parte del mismo y universal espíritu humano.

Es para nosotros un orgullo el que usted nos dé la oportunidad de tocar las puertas de su conciencia y permitirnos compartir el tiempo más sagrado, el suyo, ese que verdaderamente nos hace crecer y nos cultiva, ese momento en que el aprendizaje nos seduce y nos hace libres.

La actualidad tecnológica nos ofrece este medio de transmisión, a la vez que nos implica una gran responsabilidad para darle el uso racional que se merece, para poder contar con un alto potencial de difusión a su alcance, como mencionábamos en un principio, y pueda estar disponible para toda persona, sin la limitación social, económica o ideológica de ninguna naturaleza.

Lo importante, creemos, es el mensaje, y la forma de construirlo desde una plataforma de interés hacia los demás.  De este razonamiento partimos para el diseño de nuestro eslogan: “CONTENIDO EN FORMA”.

Creemos igualmente que, para poder desarrollarnos mejor tenemos que analizar y entender en toda su extensión el refrán: “La contemplación es un lujo, mientras que la acción es una necesidad”. Y el mundo actual nos exige acción, acción profunda encaminada a construir y no destruir; a tender puentes de comunicación abierta sin tabúes, dogmas o censuras, característicos de la Edad Media; a darle el uso sensato y excelso a la palabra como único medio de entendimiento, acercamiento y comprensión humanos.

Nuestro proyecto va más allá de actitudes cortesanas y sumisas hacia los hombres del poder, cualesquiera que este sea; por ello no rendimos culto a la personalidad. Esto nos obliga a omitir publicaciones de fotografías o cualquier mensaje destinado a la complacencia y la lisonja estéril. Por el contrario, tratamos de ser siempre objetivos y receptivos a la crítica, siempre que esta sea respetuosa y constructiva. No es nuestro interés el ataque personal ni la calumnia.  

Le agradecemos profundamente su participación en este proyecto ya realizado, y lo logramos pensando siempre en lo más importante del mismo: USTED.

Es de elemental justicia mencionar, que la fuente de inspiración de este esfuerzo de comunicación es don Gilberto Escobosa Gámez, cuyo ejemplo de patriotismo, sentido de amistad, fraternidad humana, trabajo y entrega a su familia, nos estimulan cada día a ser mejores y más humanos. Su presencia espiritual está presente en nuestro diario acontecer, y este proyecto se realizó como un homenaje a su memoria. Partió hacia el eterno oriente el 11 de enero del pasado año 2007.

“Los sueños son válidos, cuando la realidad los toma de la mano”.

CLAUDIO ESCOBOSA SERRANO
Editor